En directo
    Salud
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    Trabajar para salvar a pacientes del coronavirus afecta la salud física y psicológica de los profesionales de la salud.

    En las redes sociales, enfermeras de todo el mundo comparten, entre lágrimas, detalles de su día a día en medio a la pandemia del COVID-19. Algunas, no aguantan y desisten de sus empleos, como es el caso de Melissa Thomas Scott, una profesional de la salud de Georgia, en Estados Unidos.

    "Acabo de dejar mi empleo. Llegué a trabajar y me informaron de que me enviaban a un piso de [pacientes de] coronavirus cuando saben que tengo niños en casa. Mi gerente me envió a un piso con enfermos de coronavirus. Ella conoce mi historial de salud. Ella sabe de todo esto. Yo renuncio. Me importan los pacientes y todo eso, pero mi familia y mi vida son importantes. Ellos son primero", dijo la enfermera en un vídeo compartido en su Facebook personal.

    La decisión de Melissa y de otros profesionales de la salud que han actuado de manera similar ha sido duramente criticada en las redes sociales. Muchos internautas consideran que, al elegir esta profesión, las personas saben exactamente qué implica y los riesgos que pueden correr.

    Posteriormente, en una entrevista con la presentadora Tamron Hall, Melissa afirmó estar arrepentida de la manera en que lidió con la situación. Aclaró, sin embargo, que su decisión fue motivada por el hecho de que, además de haber sobrevivido a un cáncer de mama, todavía en tratamiento, mantiene sola a sus cuatro hijos. Reveló también que, debido a una escasez nacional, el hospital en el que trabajaba no le podía proporcionar el equipo de protección suficiente para que no se contagiara del COVID-19.

    Sydni Lane, una enfermera de Iowa, también puso de relieve la extrema situación de trabajo de los profesionales de la salud actualmente. Detalló que muchos, como ella, están trabajando en condiciones inadecuadas y sometiéndose a riesgos por la falta de materiales de protección adecuados.

    "No elegí esta profesión para estar desprotegida ante una enfermedad. No la elegí para que me gritaran pacientes enojados porque nuestro Gobierno no estaba preparado. No la elegí para arriesgar mi salud y la seguridad de mi familia y la mía porque algunas personas tenían ganas de irse de vacaciones después de que les dijeran que NO lo hicieran", agregó Sydni emocionada.

    En medio a la pandemia, profesionales de la salud en distintos rincones del planeta han salido a las calles a protestar por mejores condiciones de trabajo, para que puedan ejercer su labor sin exponerse a riesgos innecesarios. Diversos países ya han registrado muertes de enfermeros y médicos por el COVID-19.

    De acuerdo con los datos de la Organización Mundial de Salud del 14 de abril, el número de contagiados por el COVID-19 en el mundo es de 1.844.863, los decesos ya suman un total de 117.021 personas.

    Etiquetas:
    COVID-19, pandemia de coronavirus, coronavirus, enfermedad, enfermeros
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook