En directo
    Salud
    URL corto
    0 191
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La vacuna del bacilo Calmette-Guérin (BCG), usada desde hace casi un siglo contra la tuberculosis, podría ser eficaz contra el COVID-19 por lo que es necesario probar sus efectos aunque fuese una hipótesis, declaró Gonzalo Otazu, profesor asistente del departamento de ciencias biomédicas del Instituto de Tecnología de Nueva York.

    "Los datos que analicé revelan una correlación entre el año en el que se inició la política de vacunación universal con BCG en un país y una reducción del número de muertos lo que supondría que el efecto de la BCG es duradero", dijo Otazu, que dirige los estudios sobre el tema.

    El investigador encontró "unas diferencias interesantes entre los países, en particular entre Italia y Japón".

    Los jóvenes recién vacunados con BCG son "menos susceptibles al COVID-19", indicó el profesor.

    Según Otazu, merece la pena probar la hipótesis puesto que todavía no hay vacuna contra el coronavirus y la pandemia continúa.

    "No se trata de algo más o menos creíble, es una hipótesis más que vale la pena probar", comentó el científico, "sinceramente, la situación es bastante extrema y cuantas más hipótesis se consideren, mejor".

    El investigador subrayó que sin ensayos clínicos sería difícil entender cómo se comportaría la BCG en el cuerpo ante el COVID-19, en particular, si impediría al virus entrar y destruir los pulmones o simplemente aliviaría los síntomas.

    "No sabemos cómo puede funcionar la BCG, sería una combinación de estos efectos pero para saber si tiene algún efecto tenemos que esperar los resultados de ensayos clínicos bien controlados", señaló Otazu.

    El científico añadió que los primeros resultados de ensayos clínicos se verían en unos meses o un año.

    En marzo varios científicos de todo el mundo anunciaron que estaban estudiando una posible relación entre la vacunación con BCG y las tasas de mortalidad por el COVID-19 más bajas.

    Un estudio de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la universidad estadounidense Johns Hopkins también demostró que la tasa de mortalidad por el COVID-19 es 5,8 veces más baja en los países vacunados con BCG que en los que no usan esa vacuna.

    En tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que por el momento la eficacia de la vacuna BCG contra el coronavirus no se ha demostrado pero afirmó que están en curso dos ensayos clínicos respectivos. La organización dará a conocer los resultados a su debido tiempo. 

    Etiquetas:
    COVID-19, pandemia de coronavirus, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook