En directo
    Salud
    URL corto
    0 110
    Síguenos en

    Aunque la mayoría de las personas se recupera del COVID-19 sin la necesidad de someterse a una tratamiento especial, la enfermedad puede causar daños severos a los pulmones en los casos más graves.

    De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, algunas personas pueden infectarse con el Sars-CoV-2, pero no desarrollar ningún síntoma ni sentirse mal. En un 80% de los casos, la recuperación del paciente ocurre de manera natural, sin ayuda médica. Sin embargo, cerca de 17% de los que contraen el COVID-19 "desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar". 

    En estos cuadros más serios, el individuo contagiado presentará neumonía, explicó el neumólogo australiano John Wilson a The Guardian. Según la OMS, las personas más susceptibles a enfermarse de gravedad son personas mayores y los que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardíacos o diabetes.

    ¿Como el COVID-19 afecta a los pulmones?

    Cuando las personas con COVID-19 presentan síntomas como tos y fiebre, esto significa que la infección ha alcanzado el árbol bronquial, es decir, el conjunto de tubos y conductos que conectan la tráquea con los alvéolos pulmonares.

    "El revestimiento del árbol respiratorio se lesiona, lo que causa inflamación. Esto a su vez irrita los nervios en el revestimiento de las vías respiratorias (...) Si esto empeora, va más allá del revestimiento de las vías respiratorias y pasa a las unidades de intercambio de gases, que se encuentran al final de los conductos de aire. Si se infectan, responden vertiendo material inflamatorio en los sacos aéreos que se encuentran en la parte inferior de nuestros pulmones", detalló Johnson.

    En el caso de que estos sacos aéreos también se inflamen, entonces, verterán fluido y células inflamatorias en los pulmones, causando así la neumonía. Una vez llenos de material inflamatorio, los pulmones no logran enviar suficiente oxígeno a la sangre, lo que reduce la capacidad del cuerpo para absorber oxígeno y eliminar el dióxido de carbono. 

    "Esa es la causa habitual de muerte por neumonía grave", apuntó el neumólogo.

    La neumonía causada por el nuevo coronavirus es distinta

    La neumonía causada por el COVID-19, sin embargo, es distinta de los casos más comunes por los que las personas necesitan ingresar en los hospitales. De acuerdo con la neumóloga Christine Jenkins, la mayoría de los tipos de neumonía que necesitan internación hospitalaria son bacterianas y responden a un tratamiento con antibiótico.

    Por su parte, Wilson agrega que existen evidencias que muestran que, de hecho, la neumonía causada por el COVID-19 puede ser particularmente grave. A menudo, los casos de neumonía por el nuevo coronavirus tienden a afectar los pulmones de manera total, en lugar de solo en pequeñas partes, como suele ocurrir en los casos de neumonía.

    Aunque es difícil predecir exactamente quiénes son los individuos que presentarán síntomas graves del COVID-19, "algunas personas, especialmente aquellas que ya tienen problemas pulmonares subyacentes, pueden terminar con algún tipo de daño a largo plazo", apuntó el cirujano torácico Keith Mortman a Business Insider.

    Etiquetas:
    neumonía, enfermedad, coronavirus, COVID-19
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook