En directo
    Salud
    URL corto
    0 131
    Síguenos en

    La COVID-19 ha ocasionado una crisis mundial, pero también a nivel individual, ciertas crisis emocionales que, a su vez, pueden desencadenar una sensación de apetito exacerbado. Por ello, proponemos una serie de actividades que puedes realizar para evitar comer más de lo debido.

    Las medidas de prevención para contener la propagación de COVID-19 están enfocadas en el aislamiento social: evitar conglomeraciones, no salir de las casas, no asistir a eventos masivos.

    Pero esto ha provocado otro tipo de riesgos para las personas, tales como la intensificación de crisis emocionales. Estas, a su vez, ocasionan que tengamos la necesidad de enfocar nuestras energías en aquellas actividades que están fácilmente a nuestro alcance, por ejemplo, comer en exceso.

    Según explicó la directora de la clínica de nutrición The Health Company, Toscana Viar, para el diario español "El Correo", "el hambre tiene una importante carga emocional, muchas veces comemos cuando realmente no sentimos apetito, pero otras simplemente para canalizar nuestras propias emociones".

    Por ello, Sputnik les ofrece una serie de actividades que se pueden realizar para evitar comer en exceso.

    1.      Deja de leer noticias

    El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades —CDC, por sus siglas en inglés—, del Departamento de Salud de Estados Unidos, recomienda dejar de leer, ver o escuchar reiteradamente noticias sobre la pandemia. Esto, con el fin de aminorar sentimientos que puedan desencadenar la impresión de estar teniendo hambre, pues como señalamos anteriormente, el apetito también es una forma de canalizar las emociones.

    2.      Traslada la rutina a casa

    Dado que esta no es una etapa vacacional, lo recomendable es continuar con las tareas desde casa. De este modo se evitará tener espacios prolongados de ocio que puedan avivar la sensación de apetito.

    3.      Planifica tus comidas

    El CDC sugiere comer alimentos saludables y comidas bien balanceadas. Sobre este punto, Toscana asegura que "la clave está en una buena planificación de las comidas, es decir, saber qué vamos a comer y cuándo. No hablamos tanto sobre cada cuanto tiempo hay que ingerir alimentos, porque esto varía en función de cada persona. Cada uno tendrá que hacer el número de comidas que necesite".

    Sobre este punto, la nutricionista propone armar una dieta completa basada en las características de cada persona, en la que no falten verduras y proteínas —tanto de origen animal como vegetal—.

    4.      Tómate tu tiempo antes de comer

    Si después de comer lo suficiente de acuerdo con tu plan de comidas, continúas teniendo hambre, lo mejor será que te distraigas y que racionalices si realmente necesitas comer más.

    El CDC, por ejemplo, recomienda realizar actividades que te distraigan, así como mantener la comunicación con las personas con las que puedas desahogarte sobre tus preocupaciones y cómo te estás sintiendo.

    5.      Cuida tu cuerpo

    También es indispensable cuidar del cuerpo a través de breves sesiones de respiraciones profundas, estiramientos o, incluso, de meditación.  

    Etiquetas:
    dieta, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook