En directo
    Salud
    URL corto
    0 145
    Síguenos en

    La muerte de una menor de 13 años por el nuevo coronavirus en Panamá generó muchas interrogantes entre especialistas médicos. Hasta ahora, el nuevo virus se consideraba letal entre personas mayores o de la tercera edad con otros padecimientos crónicos.

    El Ministerio de Salud de Panamá informó los dos nuevos fallecimientos por COVID-19, el caso de la menor y de un hombre de 92 años. Hasta entonces, la nación istmeña ya sumaba 310 contagios y tres fallecidos, lo que mantiene a este país con la mayor cantidad de infectados y víctimas por COVID-19 hasta ahora en Centroamérica.

    La menor murió en un hospital de especialidades pediátricas de la Caja de Seguro Social en la capital. Las muertes fueron notificadas al sistema epidemiológico del Ministerio de Salud después de que el Instituto Conmemorativo Gorgas —reconocido centro regional que se dedica a la investigación de enfermedades virales e infecciosas tropicales— realizara las pruebas de rigor y "se determinara que los decesos fueron producto de complicaciones respiratorias a causa del COVID-19", señaló la institución.

    En declaraciones a un canal de noticias local, el infectólogo panameño Darío Flores Figuero afirmó que se trata de un caso excepcional. En sus palabras, la muerte de la menor fue influida por una afección cardiaca. En otras palabras, además del coronavirus, la joven víctima padecía de otra enfermedad que se agudizó con el contagio.

    "Coinfeccion significa que tengo el coronavirus y también tengo otra cosa, y quizá la otra cosa me comprometió el pulmón", sostuvo Flores Figuero en declaraciones a medios de comunicación.

    A partir de la medianoche del domingo regía en Panamá la suspensión de todos los vuelos comerciales por un periodo de 30 días, mientras las autoridades sopesaban si decretaban una cuarentena total.

    Etiquetas:
    COVID-19, coronavirus, Panamá
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook