En directo
    Salud
    URL corto
    0 46
    Síguenos en

    Las Islas Malvinas podrían tener en Argentina un aliado en el combate al COVID-19, enfermedad que los isleños aún no pueden diagnosticar debido a la falta de los test necesarios. Las autoridades reconocen que los médicos tratan a los pacientes con síntomas según "su juicio clínico" ya que enviar muestras a Londres demanda demasiado tiempo.

    La pandemia de coronavirus hace que cada vez sean menos los territorios del planeta que no han visto cambiar su rutina por culpa del virus proveniente de la ciudad china de Wuhan. Uno de ellos es las Islas Malvinas, donde las autoridades lamentan no contar con los test necesarios para poder determinar si existen infectados.

    Los problemas para testear a los enfermos fueron reconocidos por la propia directora de los Servicios Médicos de la Islas, Becky Edwards. En declaraciones divulgadas por el gobierno de las islas ocupadas por británicos desde 1833, contar con las pruebas de diagnóstico "sería ideal" para poder diagnosticar a las personas de forma instantánea. Sin embargo, actualmetne solo es posible hacerlo enviarlo las muestras a Reino Unido, lo que demora en forma importante los resultados.

    "El tiempo que lleva tener los resultados de vuelta desde el Reino Unido, incrementado por las restricciones de vuelo, hace que sea más importante tomar las precauciones necesarias", especificó.

    La jerarca confirmó que, al no poder hacer test a las personas, "los médicos hacen sus evaluaciones en función de los síntomas que se presentan y de su juicio clínico, basado en instructivos internacionales", según recogió la agencia de noticias Mercopress.

    Por el momento, las personas que muestran síntomas compatibles con el coronavirus —como alta temperatura, toz, dificultad para respirar y dolores musculares y articulares— deben autoaislarse durante 14 días, de acuerdo a una disposición del gobierno.

    Si bien el Gobierno de las islas no dio una cifra de personas en cuarentena, reconoció que "hay una cantidad de personas que ya están autoaisladas bajo nuestras instrucciones". "Consideramos que algunos de esos casos deben padecer COVID-19", especuló Edwars.

    En dirección contraria a la mayoría de los gobiernos del mundo, las autoridades de las islas no cerraron sus fronteras, entendiendo que la medida sería "inefectiva" y perjudicaría los vuelos sanitarios. De todos modos, el gobierno aconsejó "fuertemente" a los extranjeros en las islas a abandonarlas el 18 de marzo pasado en un vuelo de Latam Airlines.

    Actualmente, todos los que llegan por aire a las islas deben autoaislarse por 14 días. Una medida que llegó luego de una polémica desatada en Facebook por un grupo de isleños que reclamaba contra la medida inicial de que solamente se aislaran quienes llegaran con síntomas de coronavirus.

    Los cruceros, en tanto, solo pueden atracar en las Malvinas si sus ocupantes estuvieron en altamar por un mínimo de diez días y si ninguno de ellos está sufriendo síntomas compatibles con COVID-19. Si se permite el descenso de pasajeros será solamente para asegurar el regreso a sus países a través de vuelos directos.

    Los barcos de carga o pesqueros sí podrán desembarcar siempre que no tengan pasajeros o no haya casos sospechosos entre su tripulación. En esos casos, los tripulantes deberán asegurar un "máximo distanciamiento social" y solo podrán hacerlo en casos limitados (no especificados por el Gobierno). 

    Mientras las autoridades de las islas intentan afrontar la situación, la Cancillería argentina ofreció su colaboración a las islas en el combate al coronavirus. Entre las acciones ofrecidas por el gobierno argentino —que reclama la soberanía de las islas — está el envío de "insumos médicos o test para detectar el virus causante del COVID-19". 

    El Gobierno de Alberto Fernández también ofreció realizar "vuelos humanitarios" e incluso que pacientes isleños puedan atenderse "en centros médicos del territorio continental argentino".

    Etiquetas:
    pandemia, Argentina, Islas Malvinas, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook