En directo
    Salud
    URL corto
    El coronavirus en Argentina (116)
    0 131
    Síguenos en

    Los ejemplos abundan: si se subestiman las recomendaciones de los Gobiernos contra el COVID-19 y no se cumplen, la enfermedad se expande. Eso pasó en un pueblo argentino, donde una mujer que llegó de España no cumplió la cuarentena y ahora el pueblo entero está sin poder salir de su casa.

    Hace poco más de una semana, una joven mujer regresó a Córdoba de España, uno de los focos de coronavirus, y le propuso encontrarse a un antiguo amante que vive en Selva, a unos 300 kilómetros hacia el sur. Se encontraron, intimaron. 

    Si no fuera porque vivimos en épocas de pandemia, esa intimidad no hubiera cobrado relevancia internacional y se hubiera mantenido en el ámbito privado, pero salió al público porque derivó en el aislamiento preventivo de Selva, habitado por 2.500 personas, y la ciudad vecina Ceres (a 20 minutos hacia el norte), de donde la mujer es oriunda. 

    Resulta que el muchacho, de 27 años, contó a sus amigos en un asado que había estado con la mujer, y que tenía síntomas de COVID-19, pero que no le habían dado demasiada importancia. Según se relata en el diario argentino La Nación, sus amigos no podían creer lo que escuchaban. Algunos abandonaron el lugar en ese instante, otros lo increparon y a uno de ellos tuvieron que contenerlo para que no lo agrediera físicamente.

    Finalmente presentaron una denuncia ante el Ministerio de Salud de la provincia, que actuó rápidamente activando el protocolo. El fin de semana el Gobierno provincial decidió el cierre total y aislamiento del pueblo. Así también lo estipuló Ceres. Según informó La Nación, la intendenta del lugar, Alejandra Dupouy, pidió que el Ejército nacional garantice el cierre de la ciudad, donde también hay 2.500 pobladores, por no respetar la veda. 

    Tema:
    El coronavirus en Argentina (116)
    Etiquetas:
    sexo, enfermedad, pandemia de coronavirus, coronavirus en América Latina, coronavirus, COVID-19, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook