En directo
    Salud
    URL corto
    COVID-19, ante el riesgo de ser una pandemia (303)
    15414
    Síguenos en

    Para resolver el problema del coronavirus y evitar que vuelva a ocurrir, el empresario informático estadounidense Bill Gates, fundador de la icónica Microsoft, se puso la lucha al hombro y brindó ayuda económica a China. Pero no solo, ahora también plantea posibles soluciones para erradicarlo.

    "Tenemos que salvar vidas ahora y al mismo tiempo mejorar la forma en que respondemos a los brotes en general", no solo contra el coronavirus, escribió el empresario en febrero, según publicó The New England Journal of Medicine. 

    Gates anunció que la Fundación Bill & Melinda Gates, que copreside junto a su esposa, comprometió hasta 100 millones de dólares en financiamiento de emergencia, gran parte de los cuales ayudarán a China a reforzar la investigación epidemiológica, la intervención de emergencia, y la investigación y desarrollo de fármacos, vacunas y medios de diagnóstico.

    Sin embargo, Gates no se quedó de brazos cruzados. También analizó los desafíos que implicaría mejorar la respuesta mundial a los brotes de virus. 

    El multimillonario indicó que en la última semana, el COVID-19 ha empezado a comportarse como el patógeno que una vez en el siglo que nos preocupa. "Espero que no sea tan malo, pero debemos asumir que lo será hasta que sepamos lo contrario", advirtió y señaló dos razones por las que se puede considerar que este nuevo brote de coronavirus es una amenaza.

    • Puede matar a adultos sanos además de a personas mayores con problemas de salud existentes. Según las cifras que maneja Gates, el virus tiene un riesgo de letalidad de alrededor del 1%; esta tasa lo haría mucho más grave que la típica gripe estacional, situándolo en algún punto entre la pandemia de gripe de 1957 (0,6%) y la pandemia de gripe de 1918 (2%).
    • El COVID-19 se transmite de manera "bastante eficiente". En promedio, la persona contagiada infecta a dos o tres más. Gates menciona que hay pruebas fehacientes de que puede ser transmitido por personas que están levemente enfermas o incluso son presintomáticas. 

    "Eso significa que el COVID-19 será mucho más difícil de contener" que el síndrome respiratorio del Oriente Medio o el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS), que se propagaron de manera mucho menos eficiente y sólo por personas sintomáticas. De hecho, el COVID-19 ya ha causado 10 veces más casos que el SARS en una cuarta parte de tiempo.

    ​Teniendo estos dos elementos en cuenta, Gates señala que los gobiernos nacionales, estatales y locales, y los organismos de salud pública pueden tomar algunas medidas para frenar la propagación del virus. Una de las sugerencias que realiza el empresario para prevenir la pandemia refiere a que, además de ayudar a sus propios ciudadanos, los países pudientes realicen donaciones a los de ingresos bajos y medios.

    "Ayudando a los países de África y Asia meridional a prepararse ahora, podemos salvar vidas y frenar la circulación mundial del virus", asegura Gates. 

    Otra de las recomendaciones del empresario es que los países vuelquen sus esfuerzos en encontrar tratamientos y vacunas para el COVID-19. Los científicos secuenciaron el genoma del virus y desarrollaron varios candidatos prometedores para la vacuna en cuestión de días, y la Coalición para las Innovaciones en la Preparación para las Epidemias ya está preparando hasta ocho candidatos prometedores para la vacuna en ensayos clínicos. "Si algunas de estas vacunas resultan seguras y eficaces en modelos animales, podrían estar listas para ensayos a mayor escala ya en junio", asegura Gates. 

    "El descubrimiento de medicamentos también puede acelerarse recurriendo a bibliotecas de compuestos que ya han sido probados en cuanto a su seguridad y aplicando nuevas técnicas de detección, incluido el aprendizaje automático, para identificar los antivirales que podrían estar listos para ensayos clínicos a gran escala en cuestión de semanas", agrega.

    ​Gates es consciente de que costará miles de millones de dólares, pero advierte que esa es la inversión necesaria para resolver el problema, y recuerda que dado el "dolor económico" que ya está imponiendo, "será una ganga".

    Finalmente, los gobiernos y la industria tendrán que llegar a un acuerdo: "durante una pandemia, las vacunas y los antivirales no pueden venderse simplemente al mejor postor". Los líderes no tienen tiempo que perder. 

    Tema:
    COVID-19, ante el riesgo de ser una pandemia (303)
    Etiquetas:
    COVID-19, epidemia, China, Bill Gates, medicina, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook