En directo
    Salud
    URL corto
    COVID-19, ante el riesgo de ser una pandemia (303)
    151
    Síguenos en

    Las mascarillas para protegerse del coronavirus solo son eficaces si son utilizadas de la forma correcta y acompañadas de otras medidas de prevención, como señala la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, no todos pueden usar mascarillas con seguridad: las personas con barba corren riesgos.

    La neumonía COVID-19 avanza con el riesgo de convertirse en pandemia. Aparte de los protocolos sanitarios y medidas de control adoptados en todo el mundo, las personas buscan prevenir el contagio. Ante la alarma, las mascarillas escasean, son mal elegidas o no se siguen las correctas instrucciones de uso para que sean eficaces.

    Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) informan que las personas con vello facial pueden no tener la protección necesaria al usar mascarillas o respiradores. 

    Si la barba o el bigote sobrepasa el área donde se ajusta la mascarilla al rostro, el sellado pierde efectividad y compromete la seguridad del usuario. Además, el vello facial no puede filtrar las partículas contaminadas, las que irán directamente al tracto respiratorio.

    De acuerdo a los fabricantes de estos implementos "el aire sigue la vía de la menor resistencia, lo que significa que, si no existe un sellado adecuado, el aire circula de un lado a otro en lugar de pasar por la mascarilla, y por lo tanto, reduce la protección".

    Para ilustrar qué tipos de barbas y bigotes son menos seguros para quienes deben usar respiradores para cumplir tareas, el CDC realizó una infografía que se ha viralizado en las redes sociales.

    ​La guía del CDC, con un poco de humor, fue publicada originalmente en 2017, durante el Movember (evento que se lleva a cabo cada noviembre, en el cual los hombres se dejan crecer el bigote para concienciar sobre la salud masculina) para informar que llevar bigote o barba puede interferir con el sellado de la mascarilla. 

    Sin embargo, con el avance del coronavirus, las observaciones del organismo perteneciente al Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos recobran vigencia. 

    De hecho, autoridades del Hospital Universitario de Southampton —dependiente del Servicio Nacional de Salud de Inglaterra (NHS por sus siglas en inglés)— comunicaron al personal de la institución británica que tuvieran en cuenta esta información del CDC. 

    Según recoge el portal Yahoo!, el mensaje dirigido al equipo de trabajo solicitaba a "aquellos que no tienen una fuerte razón cultural o religiosa para dejarse la barba y que trabajan en áreas de riesgo" que considerasen afeitarse. "Como verán, la presencia de vello facial compromete la capacidad de protección personal de la máscara".

    En cuanto a la evidencia científica, un estudio publicado en American Industrial Hygiene Association Journal establece que la filtración a través del sellado de la mascarilla aumenta de 20 a 1000 veces en personas con vello en el rostro.

    Sin embargo, el CDC no indica que la población civil debe usar mascarillas ni rasurarse por su seguridad. Es más, las autoridades sanitarias no recomiendan específicamente la utilización diaria de respiradores. Las directrices de uso de las mascarillas se restringen a los trabajadores que requieren de este equipamiento en sus áreas laborales. 

    De igual manera, la Organización Mundial de la Salud (OMS) tampoco indica el uso constante de mascarillas N95 entre las medidas básicas para prevenir el coronavirus en personas sanas. En cambio, recomienda que las personas con tos o estornudos las utilicen para evitar la diseminación de partículas, o si es necesario atender a una persona enferma. Además, por sí solas no evitan el contagio. 

    Asimismo, la alarma ha desatado una compra compulsiva de mascarillas, que se han agotado en varias partes del mundo en muy poco tiempo, y demandan una mayor producción para afrontar las necesidades del personal sanitario.

    Tema:
    COVID-19, ante el riesgo de ser una pandemia (303)
    Etiquetas:
    Centro de Control de Enfermedades (CDC), barba, prevención, contaminación, enfermedad, epidemia, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook