En directo
    Salud
    URL corto
    0 151
    Síguenos en

    Un estudio ha demostrado que los antidepresivos pueden generar efectos secundarios en el organismo humano debido al consumo de este tipo de medicamentos a largo plazo.

    Actualmente, muchas personas son medicadas con antidepresivos para controlar los cuadros de depresión que presentan al momento de consultar sobre sus dolencias emocionales con el especialista médico. Sin embargo, los investigadores de la Universidad Midwestern de Chicago (EEUU) han descubierto que después de un prolongado uso de este tipo de medicamentos, estos pueden causar síntomas de abstinencia.

    Según el estudio, los antidepresivos generarían una dependencia debido a que cuando la persona deja de consumirlos presenta síntomas muy parecidos a los de la gripe: dolor de cabeza, insomnio, ansiedad, fatiga, agitación y diarrea, entre otros.

    Esta afección, conocida como el síndrome de cese de antidepresivos, hace que el uso prolongado de esta medicación sea difícil de dejar, lo que genera una dependencia, según revelaron los autores del estudio.

    "Muchas personas se sienten seguras en que su depresión o ansiedad es continuamente controlada por la medicación. Sin embargo, se trata de medicamentos que alteran la mente y nunca se pensó que fueran una solución permanente", advirtió la doctora Mireille Rizkalla, autora principal del estudio.

    Los investigadores apuntan que entre las razones por las que los pacientes se hacen dependientes a los antidepresivos es porque los médicos a menudo no les proporcionan con un plan para eventualmente dejar el tratamiento. Además, según Rizkalla, los médicos deberían proponer métodos no farmacológicos, como terapia, ejercicios o meditación con el fin de disminuir el número de las personas dependientes de antidepresivos y evitar los efectos secundarios relacionados con el síndrome de abstinencia de los antidepresivos.

    Etiquetas:
    medicamentos, dependencia, depresión, salud mental, salud
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook