En directo
    Salud
    URL corto
    0 230
    Síguenos en

    Si pasaste mucho tiempo sin hacer ejercicio es mejor que tomes algunas precauciones antes de volver a entrenar. De lo contrario, podrías padecer de terribles alteraciones mecánicas y químicas en las membranas musculares que podrían hacer que el músculo literalmente estalle. 

    La rabdomiólisis es el término médico para denominar a la ruptura de células musculares esqueléticas. A la muerte del músculo se la conoce popularmente como 'rabdo'. 

    ¿Cómo se produce la rabdo?

    Cualquier actividad física puede causar rabdomiólisis sintomática, quizá porque nunca la habías practicado, o porque —por el contrario— te has excedido en el ejercicio. La jardinería excesiva, el levantamiento de pesas, el CrossFit e incluso algunas pruebas de aptitud física militares han desencadenado rabdo.

    ¿Cuáles son los síntomas de la rabdo?

    Los síntomas dependerán de la intensidad de la rabdomiólisis, y pueden variar entre moderadas molestias musculares que no requerirán asistencia médica y situaciones de riesgo vital, que van desde la insuficiencia renal, hasta la muerte.

    Las personas que realizan ejercicio deben preocuparse y consultar a un especialista si:

    • sienten un dolor muscular insoportable permanentemente;
    • tienen los músculos hinchados;
    • no pueden moverse normalmente;
    • tienen náuseas, vómitos o ambos, y
    • su orina es muy oscura o poca.

    Cuando las células musculares se rompen o explotan, el contenido intracelular se libera en el torrente sanguíneo. Estos contenidos celulares incluyen enzimas, como la creatina quinasa; electrolitos, como el potasio; y proteínas, como la mioglobina.

    ​Según publicó The Conversation, la mioglobina, en particular, es una proteína grande y roja que puede bloquear el sistema de filtración renal, o los túbulos renales, que sirven como cañerías del riñón. 

    Factores de riesgo

    Hay factores de riesgo que aumentan la probabilidad de desarrollar rabdo después de un entrenamiento, como:

    • el ejercicio en calor por posible deshidratación o sobrehidratación;
    • los atracones de bebida, el consumo excesivo de café;
    • las prácticas dietéticas extremas (vegetarianas o con alto contenido en proteínas),
    • y la posesión del rasgo drepanocítico (trastorno de la sangre heredado que se caracteriza por hemoglobina defectuosa). 

    ¿Afecta a hombres y mujeres por igual?

    Tanto los hombres como las mujeres pueden desarrollar rabdo sintomático, aunque los hombres son quienes más lo padecen. 

    En conclusión, la respuesta fisiológica deseada a un estímulo de entrenamiento requiere tanto de un período de acumulación gradual, como de un período de recuperación entre sesiones de entrenamiento.

    "En combinación, el entrenamiento gradual y la recuperación adecuada permiten que se produzcan adaptaciones musculares, cardiovasculares y de composición corporal beneficiosas, como la formación de músculo, el aumento de la forma física y la pérdida de grasa corporal", según explicó en The Conversation Tamara Hew-Butler, profesora de Ejercicio y Deportes.

    Etiquetas:
    salud, precauciones, riesgo, deporte, ejercicio físico
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook