En directo
    Salud
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    La violinista Dagmar Turner alcanzó fama mundial al ser la primera música que puede tocar su instrumento mientras le extirpan un tumor cerebral. Un novedoso —y exitoso— procedimiento que surgió de la preocupación de sus médicos por preservarle la habilidad de su mano izquierda.

    La destreza con las manos es algo vital para cualquier músico y especialmente para los violinistas. Una verdad que la violinista británica Dagmar Turner, de 53 años, tenía muy claro el día que entró al despacho del doctor en Neurocirugía Keyoumars Ashkan del King’s College Hospital de Londres para discutir la mejor forma de extraerle un tumor cerebral.

    A Turner le habían diagnosticado un glioma (uno de los tipos de tumores que pueden desarrollarse en el cerebro) en 2013, luego de sufrir una convulsión durante un concierto de la Orquesta Sinfónica de la Isla de Wight, de donde la música es oriunda. En un primer momento, el tamaño pequeño del tumor y su lento crecimiento permitieron tratarlo con radioterapia. Sin embargo, su crecimiento para el otoño de 2019 motivó a los médicos a buscar una alternativa quirúrgica.

    Fue así que Turner llegó al consultorio de Ashkan, en el King’s College Hospital, para analizar las posibilidades. La mujer estaba decidida a buscar hasta la última alternativa para que la extracción del tumor no afectara la motricidad fina de su mano izquierda, fundamental para que cualquier violinista pueda marcar en el brazo del violín las notas y los acordes.

    Afortunadamente, Ashkan no era un médico insensible al arte. El médico tenía estudios en Música y era un pianista con experiencia. Por supuesto, compartía la pasión de Turner por la música y fácilmente comprendió la preocupación por el destino de su arte luego de la operación.

    Ashkan reunió entonces a su equipo de neurocirugía y elaboró un novedoso plan: primero pasaron dos horas realizando un minucioso mapeo del cerebro de Turner para identificar las áreas vinculadas al movimiento y al lenguaje que se activaban cuando ella tocaba su instrumento favorito. Luego, idearon un procedimiento para que la mujer pudiera tocar el violín durante la operación, para que sirviera como guía para los médicos.

    En efecto, despertar a Turner durante la cirugía y permitirle tocar el violín les permitiría a los cirujanos comprobar en tiempo real que no estuvieran afectando ningún área del cerebro crucial para el movimiento de sus manos. Con la autorización de la paciente, el procedimiento se llevó a cabo de esta manera, despertando a la mujer de la anestesia luego de que se le realizara una craneotomía para poder trabajar sobre el cerebro.

    Tal como quedó registrado en un vídeo que ya recorre el mundo, la mujer permaneció despierta y tocando el instrumento mientras los cirujanos removían el glioma, ubicado en el lóbulo frontal derecho de su cerebro.

     "Sabíamos lo importante que es el violín para Dagmar así que era vital que preserváramos la funcionalidad de las áreas del cerebro que le permiten tocar. Pudimos remover más del 90% del tumor, incluyendo todas las áreas sospechosas de actividad agresiva, manteniendo toda la funcionalidad en su mano izquierda", valoró Ashkan, en un comunicado de prensa divulgado por el propio hospital.

    En efecto, el éxito de la intervención hizo que la novedosa idea de Ashkan y su equipo recorriera el mundo y se viralizara en redes sociales. Al mismo tiempo, ratificó la fama del King’s College Hospital, considerado uno de los centros asistenciales más prestigiosos en tumores cerebrales del Reino Unido, con más de 400 extracciones de tumores por año. La operación con música 'en vivo' fue una novedad para el centro asistencial, que de todas formas acostumbra someter a sus pacientes a pruebas de lenguaje luego de intervenciones en el cerebro.

    Etiquetas:
    Reino Unido, tumores, cáncer, medicina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook