En directo
    Salud
    URL corto
    0 153
    Síguenos en

    Un nuevo estudio ha demostrado que las dietas ricas en proteínas pueden causar la formación de placa en los vasos sanguíneos y conducir a lesiones arteriales escleróticas.

    Las dietas altas en proteínas incrementaron su popularidad en los últimos años debido a que ayudan a perder peso y a construir masa muscular. A menudo se recomiendan para las personas con hipertensión arterial.

    Sin embargo, los resultados de un nuevo estudio en ratones, realizado por científicos de la Universidad de Washington en San Luis, mostraron que las dietas ricas en proteínas llevan a la formación de placas que pueden causar la obstrucción de las arterias y un ataque al corazón.

    Los investigadores compararon las condiciones vasculares en ratones de dos grupos experimentales. Un grupo recibió una dieta alta en grasas y proteínas y el otro obtuvo una dieta alta en grasas y proteínas normales. La cantidad de grasa era aumentada en ambos grupos debido a que es necesaria para formar placas.

    "Un par de cucharadas de proteína en polvo en un batido o smoothie añade unos 40 gramos de proteína, lo que equivale a la dosis diaria recomendada", afirmó Babak Razani, el dirigente de la investigación.

    Los científicos triplicaron la cantidad de proteína que los ratones obtienen en una dieta alta en grasas y proteínas. De esta manera estos ratones recibían un 46% de proteínas en lugar de un 15%.

    Como resultado, los ratones con dietas altas en grasa y proteínas tienen un 30% más de placas en sus arterias que los ratones con una dieta alta en grasa y proteínas normales. Al mismo tiempo no aumentaron de peso, y los ratones del segundo grupo engordaron.

    Cómo el aumento de proteínas mata al organismo

    Los científicos han logrado entender el mecanismo del proceso que conduce a los resultados obtenidos.

    Las placas arteriales consisten en una mezcla de grasa, colesterol, depósitos de calcio y células muertas. Las células inmunes, llamadas macrófagos, deben limpiar los vasos de los depósitos.

    Sin embargo, un exceso de aminoácidos en una dieta rica en proteínas activa en los macrófagos una proteína llamada mTOR, que hace que estas células crezcan en lugar de realizar sus tareas, revelaron autores del estudio.

    Las señales de mTOR bloquean la capacidad de las células para limpiar los vasos de la placa y desencadenan una sucesión de eventos que conducen a la muerte de los macrófagos.

    Como resultado, se forman grupos de macrófagos muertos alrededor de las placas, lo que solo agrava la situación con una mala transitabilidad de los vasos.

    "Los ratones con una dieta alta en proteínas tenían placas que eran un cementerio de macrófagos", señaló Razani, al detallar que las células muertas hacen que la placa sea inestable y aumentan la probabilidad de que sea arrancada.

    Los investigadores encontraron que algunos aminoácidos son los que probablemente más activen el mTOR y destruyan los macrófagos. Entre estas sustancias están la leucina que se contiene en la carne roja y arginina.

    Asimismo, los autores del estudio trazaron un rumbo para futuras investigaciones.

    "Se puede considerar las dietas altas en proteínas con diferentes aminoácidos para ver si esto puede afectar la complejidad de placas", concluyeron, al indicar que la muerte de las células es un indicador clave de la inestabilidad de placas.

    Los resultados del estudio se publicaron en la revista Nature Metabolism.

    Etiquetas:
    ciencia, estudio, peligro, proteínas, dieta
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook