En directo
    Salud
    URL corto
    191
    Síguenos en

    En las fiestas de fin de año no pueden faltar las bebidas alcohólicas. Sin embargo, beber algo a sorbos durante varias horas, como ocurre a menudo en esta época, puede infligir un inesperado daño para la salud.

    Las bebidas alcohólicas pueden destruir los dientes, ya que contienen ácidos que ablandan el esmalte, asegura Dr. Christopher Orr, dentista de Londres (Reino Unido).

    En la lista de los mayores culpables están el champán, el prosecco y los vinos blancos.

    "Los niveles de PH en los vinos son todos diferentes y es difícil de precisar, pero los vinos más ácidos tienden a ser vinos blancos como el riesling y el chablis", explicó Orr.

    Sin embargo, los vinos tintos como el pinot noir también pueden ser ácidos, por lo que hay que tenerlo en cuenta, agregó.

    Otra cosa dañina para los dientes es el azúcar. Por eso, los vinos dulces tienden a ser los más perjudiciales, ya que tienen un alto contenido.

    "Las bebidas gaseosas son azucaradas y ácidas, por lo que son un doble golpe para los dientes", señaló.

    Según el dentista, el principal problema es el tiempo de contacto de la bebida con los dientes.

    "El uso de pajitas —también conocidas como pitillos y popotes— reduce el contacto con los dientes y el enjuague de la boca con agua ayuda a la saliva a reducir la acidez en la boca", recomendó.

    La saliva es el protector natural de los dientes, pero necesita tiempo para producirse, normalmente una media hora, indicó el dentista, agregando que el cuerpo no tiene la oportunidad de hacerlo durante las fiestas cuando la gente suele beber algo a sorbos durante varias horas.

    Etiquetas:
    salud, vino, bebidas alcohólicas, dientes
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook