Widgets Magazine
17:29 GMT +312 Noviembre 2019
En directo
    La armenia Satenik Karazián llora con cristales

    Una joven armenia llora lágrimas de 'diamante'

    © Sputnik / Nana Martirosyan, Aram Nersesyan
    Salud
    URL corto
    1161
    Síguenos en

    A Satenik Kazarián, una armenia de 22 años, le salen cristales de los ojos y nadie sabe por qué. Los primeros síntomas aparecieron hace dos meses.

    Al principio, Satenik pensó que le había entrado polvo en los ojos en el consultorio del dentista. Sus parientes sugirieron que podrían haber sido fragmentos de vidrio, informa Sputnik Armenia.

    Sin embargo, desde entonces todas las mañanas la chica ha tenido que quitarse cristales afilados de los ojos. En solo 24 horas le caen más de cincuenta.

    La chica se queja del dolor en sus ojos asegurando que "cada día se ha convertido en un infierno".

    Su familia la llevó a los médicos de la ciudad vecina y luego a Ereván —capital armenia—, pero nadie lograba diagnosticarla. Algunos médicos incluso no les creyeron porque nunca habían visto unos síntomas como esos.

    "Cuando fuimos a Ereván nos atendió un médico. Le sacó los cristales de los ojos. Luego salimos a comer y, cuando regresamos, a Satenik le volvieron a salir cristales. El médico dijo que no nos creía, así que nos pidió que nos fuéramos", dijo la suegra de Satenik, Zemfira Mikaelián.

    Los médicos le recetaron gotas y antibióticos, pero debido a estos medicamentos su condición empeoró terriblemente. Así que dejó de tomarlos. Hace poco los cristales se enviaron a un laboratorio para que fuesen analizados, pero los resultados todavía no se conocen.

    La enfermedad de la joven causó interés en el Ministerio de Salud de Armenia, donde ya han celebrado dos reuniones con el oftalmólogo principal, Artashés Zilfián.

    Los familiares dicen que no tienen dinero para tratar a la joven en el extranjero. El marido de Satenik tiene una discapacidad y sus suegros están jubilados.

    La oftalmóloga rusa Tatiana Shílova cree que los síntomas de Kazarián podrían tener causas sistémicas. La doctora ha explicado que, como se trata de una patología muy rara, resulta difícil determinar su origen. Es posible que las lágrimas cristalicen tan rápido por una mayor concentración de sales en el líquido lagrimal.

    "Las lágrimas son un fluido biológico de composición similar a la sangre. Por lo tanto, en ciertas situaciones —enfermedades genéticas o inflamatorias del ojo o del cuerpo en su conjunto— puede haber alteraciones en su composición", dijo Shílova al canal de televisión ruso REN TV.

    Como los cristales de Satenik también pueden acabar formándose en el hígado y en los riñones, la paciente necesitará ahora pasar por un examen completo.

    Etiquetas:
    enfermedad, salud, Armenia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik