14:03 GMT23 Septiembre 2020
En directo
    Salud
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    Científicos rusos están desarrollando vacunas sintéticas de nueva generación contra el microbio de la peste. La enfermedad que mató a millones de europeos durante la Edad Media no ha sido erradicada del todo.

    Esta infección mortal ha resurgido. Sus brotes esporádicos ocurren en diferentes partes del mundo, 45 focos naturales de peste se encuentran en la CEI (compuesta por 10 de las 15 exrepúblicas soviéticas). ¿Por qué la 'muerte negra' se niega a desaparecer?

    La peste es conocida desde la antigüedad. Se estima que se ha cobrado la vida de más de 200 millones de personas. Durante la tercera pandemia de Hong Kong en 1894, el bacteriólogo francés Alexandre Yersin identificó el patógeno que la causa, una bacteria denominada más tarde Yersinia pestis.

    La peste se trata con antibióticos pero nunca ha sido completamente destruida, a diferencia, por ejemplo, de la viruela negra.

    El microbio de la peste circula en las poblaciones de roedores de madrigueras y se contagia por las pulgas que los parasitan. Una pulga se infecta al beber la sangre de un animal enfermo. Después de haber chupado a otro individuo de sangre caliente, la pulga regurgita el contenido de su preestómago con bacterias directamente en el torrente sanguíneo del individuo. Así se produce la contaminación.

    Más: La clave de la primera pandemia mundial estaría en un diente

    Con el flujo sanguíneo, el microbio se extiende rápidamente por todo el cuerpo. En forma pulmonar, cuando la infección se contagió a través del tracto respiratorio, la muerte ocurre en un día o incluso varias horas. En la forma bubónica, la infección se retrasa en los ganglios linfáticos que aumentan y echan pus. Si el tratamiento antibiótico se inicia a tiempo, el pronóstico es favorable. Ahora, la peste sigue activa en países como India o Madagascar.

    La bacteria de la peste está genéticamente relacionada con la de pseudotuberculosis. Se habrán separado hace varias decenas de miles de años. A pesar de la similitud casi completa de los genomas, estas bacterias actúan de manera diferente. La pseudotuberculosis se propaga a través de los alimentos y causa inflamación aguda y problemas intestinales. No se transmite de persona a persona, a diferencia de la peste.

    Interesante: Tuberculosis: por qué el retorno de esta enfermedad es tan preocupante

     

    El factor clave es la temperatura. El microbio de la plaga se vuelve especialmente virulento a 37 grados centígrados. Las pulgas tienen una temperatura corporal de 26 grados, mientras que las ratas la tienen de unos 38-39 grados, por lo que se infectan más rápido y mueren con más frecuencia. Lo mismo pasa con los humanos.

    Los científicos creen que el calentamiento global contribuye a la aparición de brotes modernos de peste. El microbio no se puede destruir por completo, por lo que tenemos que coexistir con él.

    La gente en el área de un foco natural de la peste o que trabaja con este microbio en el laboratorio está vacunada. En Rusia, los países de la CEI y China, se utiliza una vacuna viva basada en la cepa debilitada del microbio de la plaga EV, creada en la década de 1930 por científicos franceses en el Instituto Pasteur de Madagascar. El año pasado, 19.000 personas en la región de Altái fueron vacunadas por un brote.

    También: Identifican por primera vez el ADN de la bacteria causante de la Gran Peste

    Las vacunas vivas tienen una serie de limitaciones: son válidas durante un año como máximo y es posible que no vuelvan a ser efectivas debido a la inmunidad aún activa. También hay efectos secundarios, como las alergias.

    Los países occidentales usaron la vacuna USP, desarrollada en Estados Unidos en la década de 1940. La usaron para los soldados que lucharon en Vietnam. En la década de 1990, la dejaron de usar gradualmente debido a la ineficiencia para la peste neumónica y sus efectos secundarios.

    Hoy en día, el mundo está tratando activamente de crear vacunas recombinantes sin los inconvenientes y limitaciones de las vivas.

    Etiquetas:
    medicina, enfermedad, peste
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook