Widgets Magazine
En directo
    Una chica en la cama

    Tres hábitos inocentes que pueden afectar tu salud

    CC0 / Pixabay
    Salud
    URL corto
    0 290

    Dormir unos minutos más hasta que suena otra vez el despertador, hacer la cama y comer un bocadillo de queso en el desayuno. ¿Quién no ha empezado su día así? Sin embargo, estos hábitos no son tan inocentes como parecen. Sputnik te cuenta por qué.

    Dormir 5 minutos más

    El hábito de posponer el momento de levantarse por las mañanas de 5 a 10 minutos para dormir un poco más no es muy saludable para la vida, advierten los expertos. Esto complica el proceso del despertar y envía el cerebro a un nuevo ciclo del sueño. Pero la somnolencia que ocurre entre dos señales de alarma, no agrega nada a la duración total del sueño ya que uno simplemente no tiene tiempo para dormir bien. Como resultado, la persona no se siente realmente descansada.

    Además: Un estudio apunta que los madrugadores tienen más sexo, ganan más y tienen mejor sueño

    Además de cansancio, el hábito de dormir entre dos señales del despertador puede causar lentitud, irritabilidad y disminución de la capacidad mental. Los científicos llaman esta disociación temporaria la inercia del sueño, tiene una duración de entre 20 minutos y 2 horas.

    Hacer la cama de inmediato después de dormir

    El hábito de hacer la cama inmediatamente después de dormir puede provocar el desarrollo de alergias e incluso asma, según los científicos británicos.

    En cualquier cama humana viven los ácaros del polvo, criaturas microscópicas que se alimentan de células muertas de la piel. No causan mucho daño, pero sus excrementos en algunas personas pueden causar reacciones alérgicas bastante graves, incluyendo asma bronquial, dermatitis atópica, rinitis alérgica y conjuntivitis.

    Para su desarrollo y reproducción, los ácaros necesitan condiciones cálidas y húmedas. Lo ideal sería una temperatura alrededor de 25 grados centígrados y una humedad por encima del 55%. Un cuerpo envuelto en una manta y con sudor en verano crea condiciones de vida muy cómodas para los ácaros del polvo.

    También: ¿Duermes menos de 5 horas o más de 10 diarias? Pues tenemos una mala noticia para ti…

    Según los cálculos más modestos, en cualquier cama por la mañana hay alrededor de un millón y medio de estas criaturas. Si se hace la cama inmediatamente después de despertar, los ácaros seguirán prosperando  bajo la cubierta.

    Por lo tanto, los expertos aconsejan no cubrir una cama de inmediato después de levantarse, sino esperar un poco, doblar una manta hacia atrás y abrir una ventana en una habitación. Diez minutos es suficiente. Después de eso, se puede hacer la cama.

    Ojo con el queso

    Un bocadillo de queso diario también puede ser nocivo para la salud. En primer lugar, el queso puede ser tan adictivo como una droga. Este producto contiene caseína, una proteína especial que durante la digestión libera sustancias similares a los opiáceos, las casomorfinas. Estas interactúan con los receptores de dopamina y desencadenan un mecanismo para formar una adicción similar a la de las drogas.

    En segundo lugar, el frecuente consumo de queso aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares debido al aumento del consumo de grasa y sal.

    Te puede interesar: Estos trucos alimenticios te ayudarán a adelgazar sin hacer dieta

    Además, como lo han descubierto los investigadores británicos, el amor por los productos lácteos y los alimentos ricos en calcio aumenta considerablemente el riesgo de que los hombres padezcan cáncer de próstata.

    Etiquetas:
    hábitos saludables, hábitos, dieta, sueño, cama, queso, salud
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik