10:30 GMT +316 Noviembre 2018
En directo
    Lubos Frano, el oftalmólogo de altos vuelos

    La invención del médico eslovaco "número uno en el cielo" (fotos)

    © Foto : Luboš Fraňo
    Salud
    URL corto
    0 90

    El doctor eslovaco Lubos Frano se está labrando una carrera prometedora como oftalmólogo de altos vuelos. Desde su clínica en Berlín está conquistando, poco a poco, las compañías aéreas con un producto prometedor: unas gotas para los ojos.

    Explica a Sputnik que la idea le vino cuando se dio cuenta de que muchos de sus pacientes se acercaban a la consulta quejándose de irritaciones en los ojos después de largas rutas en avión. Rápidamente se dio cuenta de que tenía que hacer algo.

    Creó unas gotas oculares que humectan los ojos y que los protegen ante el fuerte aire acondicionado de los aviones. La diferencia entre sus gotas y las del resto del mercado radica en un componente: el ácido hialurónico. Un polisacárido compuesto por proteínas de origen animal que puede provocar ciertas reacciones alérgicas. Frano pensó que podía sustituir ese componente por otro de origen sintético.

    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Публикация от Dr. Frano Augenarzt (@augenkraft) 15 Июн 2018 в 6:34 PDT

    El eslovaco registró el producto: Augenkraft —'fuerza del ojo', en alemán—. Comenzó a comercializarlo en su clínica y en las farmacias de Berlín hasta que en 2017 decidió darle un empujón internacional a sus gotas y se acercó a las aerolíneas. Primero cayó Lufthansa y, tras ella, otras tantas.

    Esto te puede interesar: Esta es la postura para dormir que te puede quitar el sueño

    Hoy sus gotas eslovacas las distribuyen en sus vuelos TUIfly, Swiss y Condor, y en el futuro lo podrían hacer también Austrian Airlines y Aeroflot.

    "Cuando llegué a Alemania en 1995 leí un libro que apostaba por crear una empresa y ofrecer un producto que fuese un nicho en el mercado (…) Decidí entonces fundar un pequeño instituto, Augenkraft, que se especializase en lentes de contacto multifocales para los ojos secos. Entendí cuáles eran las sustancias activas que más me interesaban (…) Cada día me encontraba con pacientes que trabajan con la computadora o con el iPhone y que volaban en aviones con aire acondicionado", explica a Sputnik.

    "Decidí que me convertiría en el número uno no en la tierra, sino en el cielo", agregó.

    Su producto también está interesando a algunas empresas chinas. En junio de 2018 se reunió con una delegación de representantes de farmacéuticas chinas y uno de ellos le ofreció 'in situ' firmar un contrato de colaboración.

    Dice que le gusta su trabajo y que sus pacientes de su clínica son lo primero. "Para mí, Augenkraft es un pasatiempo", asegura.

    Esto te puede interesar: La gente que usa gafas podría ser más inteligente

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    avión, ojos, vuelos, Alemania, Eslovaquia