08:50 GMT +318 Noviembre 2018
En directo
    Hospital (imagen referencial)

    Emergencia: esta enfermedad matará 100.000 personas en México en 2018

    CC0 / Pixabay
    Salud
    URL corto
    Eliana Gilet
    230

    Esta enfermedad silenciosa pero letal fue declarada bajo "emergencia epidemiológica" desde el año 2016 en México. La diabetes es la segunda causa de muerte en el país.

    Según un estudio publicado por la organización "Poder del Consumidor", 100.000 personas morirán este año en México a causa de la diabetes y más de 70.000 sufrirán la amputación de alguna parte de su cuerpo por la misma enfermedad.

    En 2016 la secretaría de Salud mexicana declaró una "emergencia epidemiológica" de diabetes, tras registrar el fallecimiento de 98.000 personas durante 2015. Se estima que en uno de cada 10 mexicanos vive con diabetes.

    La Federación Internacional de Diabetes alertó sobre el crecimiento exponencial de esta enfermedad y calculó que para el año 2045, 21,8 millones de mexicanos vivirán con ella. Katia García es la investigadora a cargo del informe "Voces de la diabetes" que se realizó a partir de encuestas a 42 mujeres y hombres mexicanos, diagnosticados con diabetes mellitus tipo 2, en edad productiva, en las regiones sur, centro y norte de la República mexicana, entre septiembre de 2017 y mayo de 2018.

    Además: Un peligro mortal se cierne sobre la humanidad y esta es la causa

    Una de las conclusiones de su trabajo es que la diabetes no afecta a toda la población por igual, sino que tiene un mayor impacto en la gente pobre, dada la relación directa de la enfermedad con la calidad de la alimentación y la atención en salud.

    En charla con Sputnik, García explicó que el estudio buscó alzar la voz de la gente que vive con diabetes: "Porque son quienes viven las complicaciones de una enfermedad que transforma sus vidas, al no tener un sistema que les garantice el derecho a la salud y a una alimentación sustentable".

    La otra conclusión es que esta situación no podrá resolverse fácilmente porque en México "ya estamos en crisis, no tenemos medicamentos ni doctores suficientes", dijo García. El informe calcula que hay 2,2 doctores cada 1.000 habitantes y que el país dedica un 2,7% de su PIB a la Salud Pública. 25% de su población no tiene acceso a la seguridad social.

    García explicó que hay determinantes sociales que influyen en la salud de la gente y que la diabetes mellitus tipo 2 está asociada al incremento en el consumo de alimentos de alta densidad calórica, grasas y sodio que aumentan el peso de quienes los consumen.

    El aumento del sobrepeso y la obesidad, junto con la hipertensión y diabetes en la población mexicana, se registró desde que la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición empezó a medirlas en 2006.

    "Fue una llamada de emergencia y de alerta a los profesionales de la salud porque notamos que problemas que antes eran relacionados con las deficiencias alimenticias y la desnutrición, comenzaron a verse asociados al aumento de peso. Al incrementar el peso en las familias mexicanas, apareció la diabetes, hipertensión y un aumento de colesterol y triglicéridos en sangre", dijo García a Sputnik. "Todo esto hace que nuestro país esté en riesgo. Se dice que tenemos una crisis en el sistema de salud y en el informe lo dicen también las personas que viven la enfermedad", agregó.

    Hilando más fino, el aumento del consumo de este tipo de alimentos (comida ultra procesada y refrescos con azúcar agregada) puede rastrearse a la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que entró en vigor en enero de 1994 y que, como explicó a Sputnik García, abrió el camino a las grandes industrias de estos productos: "vemos que las empresas entran cada vez más en las escuelas, o a comunidades donde no hay acceso al agua pero sí llega la Coca-Cola". "La participación de las empresas multinacionales es para cuidar sus intereses, que son ganancias, pero no tienen interés sobre la salud pública", agregó.

    Parte del trabajo de la organización "Poder del Consumidor" es promover políticas libres de conflictos de interés, en dónde se limite la participación de las empresas en la elaboración de programas que determinan la salud general.

    García se refirió particularmente a dos casos:

     

    • El etiquetado de alimentos dañinos para la salud: "llevamos una batalla importante para transformarlo en algo claro, comprensible y sencillo, fácil de entender a primera vista".
    • El impuesto del 10% a las bebidas azucaradas que se impuso en 2012: "Ahora estamos en la batalla porque ese dinero se destine a atender las complicaciones de las enfermedades que causa el consumo de este tipo de productos y para instalar bebederos en los espacios públicos".

     

    García señaló que México es el país con el mayor consumo de bebidas azucaradas en el mundo, donde se consumen 163 litros por persona al año. Sostuvo que el Instituto Nacional de Salud y Nutrición probó que el impuesto redujo el consumo de este tipo de bebidas, lo cual fue confirmado por el  estudio: "El impuesto limita el consumo de estos productos en la gente de bajos recursos, y esto es una cuestión positiva".

    "En México una gran parte de la población tiene un acceso limitado a los recursos, pero vemos que quienes no acceden al agua potable, sí tienen una tiendita a la vuelta de su casa dónde encuentran estos productos ultra procesados que están dañando su salud", dijo.

    Señaló que recomiendan que el impuesto se aumente al 20% (dos pesos mexicanos por litro) y que se garantice que el dinero recaudado se utilice en obras públicas de acceso inmediato al agua, como bebederos en áreas verdes y escuelas, y en la mejora de la atención en salud de la población afectada con estas enfermedades crónicas.

    El informe completo "Voces de la diabetes en México" puede leerse aquí.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    azúcar, Diabetes, enfermedad, sangre, México