En directo
    Salud
    URL corto
    120
    Síguenos en

    El Día Internacional del Paludismo —malaria— sirve para reconocer el esfuerzo de los países realizan con vistas a controlar, prevenir y curar esta enfermedad. Endémica en varios países de Latinoamérica, la malaria continúa siendo una problemática de alcance mundial por su impacto en la salud pública.

    Cada año unos 200 millones de personas son infectadas con malaria en el mundo y aproximadamente unas 500.000 pierden la vida por esta dolencia contó a Sputnik el doctor Roberto Salvatella, asesor en enfermedades transmisibles de la Organización Panamericana de Salud (OPS) en Uruguay.

    Según Salvatella un componente importante en su prevención son las medidas del Reglamento Sanitario Internacional. "Es aquí donde todos los países tienen al menos un componente de vigilancia que trabaja en red con las oficinas regionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en el caso de las Américas con la OPS", explicó el experto.

    Este 2018 la OPS valora de "muy positivo" el trabajo de algunos países latinoamericanos que están camino a certificar la eliminación de la enfermedad. Tal es el caso de Paraguay y Argentina, que ya están en el paso final de la certificación, aseguró Salvatella.

    Otros como Haití y Venezuela, continúan reportando casos de paludismo. En 2017 el Centro venezolano de enlace para el Reglamento Sanitario Internacional notificó que entre las semanas 1 y 42 de ese año se registraron 319.765 casos de malaria.

    Más información: OMS: más de 430.000 personas mueren al año por malaria

    Salvatella indicó que hoy día estas naciones resultan puntos claves para intensificar las acciones. "Las causas pueden ser múltiples, lo importante es plantear la prioridad sanitaria y que el problema sea abordado de la manera más integral posible", indicó el especialista.

    Las poblaciones en riesgo como los niños, la embarazadas y todo aquel que concurre a áreas palúdicas son el centro de los diagnósticos. "De ahí que el tratamiento tenga que apuntar justamente hacia ellos para obtener un impacto y proteger las vidas", comentó Salvatella.

    Según el doctor, en la actualidad existen buenas investigaciones en esta área con vacunas y otros productos con futuros promisorios. Sin embargo no contamos con una vacuna efectiva contra la malaria, afirmó.

    Tema relacionado: Una alemana pierde los pies y un brazo tras ser picada por un mosquito

    La complejidad del asunto en el mundo científico radica en la base de la enfermedad que es un parásito o protozoario, algunos del género 'Plasmodium' con estructuras tan complejas "que ya no pasan por el desarrollo sencillo de las vacunas", explicó el entrevistado.

    El doctor Salvatella comentó que el estudio de estos seres microscópicos demandan mucho más conocimiento y posibilidades para lograr un desarrollo efectivo de vacunas. Por eso hoy el paso uno para el control se basa en la prevención de vectores y en la gestión ambiental, planes de tratamiento y diagnóstico activo.

    "Es importante un accionar integral, bien diseñado y sostenido en el tiempo, aunque no todas las situaciones son iguales ya que se vuelve más complejo para aquellos países que tienen parte de su territorio en la cuenca amazónica: los desafíos se multiplican", aseguró.

    La malaria sigue siendo un desafío de salud mundial y el éxito de este reto "va muy de la mano con la cooperación entre países", indicó. Tomarlo como un objetivo importante y prioritario "por la repercusión en salud, las pérdidas económicas y el impacto sobre el desarrollo de amplias regiones resulta indispensable para su eliminación definitiva",  concluyó Salvatella.

    Además:

    Tu Youyou, tenaz y modesta luchadora contra la malaria
    Etiquetas:
    mosquito, malaria, Organización Mundial de Salud (OMS), América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook