En directo
    Carne asada a fuego abierto

    Los científicos advierten del peligro de la carne asada a fuego abierto

    CC0 / Pixabay
    Salud
    URL corto
    580

    La carne cocinada a fuego abierto puede aumentar el riesgo de desarrollo de hipertensión, según Gang Liu, investigador del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard. Gang Liu presentó los resultados de su estudio en la conferencia de la Asociación Estadounidense del Corazón en Nueva Orleans.

    Los científicos estudiaron los casos de 100.000 personas en un período de 12 a 16 años. Al comienzo de este período, ninguno de los participantes tenía presión arterial alta, diabetes, enfermedades cardiovasculares ni cáncer.

    Los investigadores compararon a quienes se alimentaron de carne cocinada a fuego abierto a altas temperaturas más de 15 veces al mes y a aquellos que la comieron cuatro veces a la semana o menos. Resultó que, en el primer grupo, el riesgo de hipertensión arterial era un 17% mayor.

    Al final del estudio, más de 37.000 personas sufrían aumento de presión arterial.

    También te puede interesar: Qué pasa con tu organismo si te limitas a comer solo carne (vídeo)

    "Los resultados de nuestros estudios sugieren que si se evitan esos métodos de cocinar carne, es posible reducir el riesgo de hipertensión", explicó Gang Liu.

    El investigador agregó que el estudio de la relación entre la temperatura y los métodos de cocción, el grado de preparación y la alta presión se presentó independientemente de la cantidad y el tipo de carne consumida.

    La nutricionista Judith Wylie-Rosett, por su parte, llama a los aficionados a las parrilladas y las barbacoas a no desesperarse y aconseja formas alternativas de cocinar carne.

    "La moderación y el sentido común deben prevalecer. Hay muchas maneras de cocinar al aire libre cuando se usa humo en lugar de fuego abierto".

    Además:

    Estudio: los carnívoros practican sexo más a menudo que los vegetarianos
    Las enfermedades que acarrea el exceso de proteínas en nuestra dieta
    Impuestos sobre la carne: ¿una realidad cercana?
    ¡Ojo! El peligro que esconden las pechugas de pollo
    Etiquetas:
    salud, tensión, carne
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik