En directo
    Salud
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    Comer en pequeñas proporciones desactiva las neuronas encargadas de la sensación de hambre, afirman científicos de la Universidad de Pensilvania, de EEUU, citados por el periódico británico Daily Mail.

    De acuerdo con el estudio, existe un vínculo directo entre las neuronas denominadas AgRP y las imágenes, el olor y el sabor de la comida. Durante el experimento, los investigadores estadounidenses alimentaron a un grupo de ratones de laboratorio con un gel sin nutrientes, pero con olor y sabor a fresa. Sin embargo, días después los análisis cerebrales de los animales confirmaron que estaban pasando hambre. 

    Asimismo, durante las siguientes pruebas, los hipotalámicos de los ratones no reaccionaron al sabor del gel. Posteriormente, los científicos añadieron sustancias nutrientes en la comida, algo que alivió el hambre de los roedores durante mucho tiempo. 

    Además, llegaron a la conclusión de que tan solo el olor y la visión de un alimento son capaces de desactivar la sensación de hambre de una manera más eficaz que el gel transparente, que contiene únicamente nutrientes.

    En la tercera etapa del experimento, los investigadores estadounidenses obligaron a ingerir a los ratones hormonas péptido YY, amilina y colecistoquinina, encargadas del proceso de digestión. Como resultado, los animales —que no consumieron nutrientes— dejaron de tener hambre.

    "Estas neuronas son literalmente un sistema de alarma. Nuestro estudio ha demostrado que son los nutrientes los principales reguladores de este sistema", explicó el encargado del estudio, J. Nicholas Betley.

    Según los investigadores estadounidenses, este descubrimiento ayudará en el tratamiento de la obesidad.

    Además:

    Descubren la causa principal de la obesidad
    Inventan un aparato que quema grasa con el cerebro
    Descubren proteína que podría ayudar a adelgazar sin hacer dieta
    Perdió más de 30 kilos gracias a Instagram (fotos)
    Etiquetas:
    neuronas, sobrepeso, cerebro, comida
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik