12:30 GMT +324 Noviembre 2017
En directo
    Un puente

    Los científicos descubren que hay 'sentimientos tras la muerte'

    CC BY 2.0 / John Spade / the afterlife
    Salud
    URL corto
    0 2620124

    Después de la muerte, las personas se dan cuenta de que han muerto y siguen comprendiendo lo que sucede a su alrededor, afirmó el doctor Sam Parnia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York.

    De acuerdo con Parnia, director de la investigación de cuidados críticos y resucitación de la institución neoyorquina, estudios recientes mostraron que las personas pueden seguir experimentado alguna forma de conciencia en la primera fase de la muerte.

    Evidencias revelan que algunas personas, cuyos corazones se detuvieron y luego volvieron a latir, han podido describir relatos precisos de lo que sucedía a su alrededor mientras estaban clínicamente muertos, afirmó Parnia a Live Science.

    "Describen a los médicos y enfermeras trabajando, describen estar conscientes de las conversaciones y de las cosas visuales que estaban sucediendo", dijo Parnia.

    Actualmente, Parnia y otros científicos llevan a cabo una investigación acerca de la conciencia después de la muerte, en el marco de la cual están analizando las experiencias de un gran número de personas en Europa y Estados Unidos que han sufrido un paro cardíaco y muerto clínicamente. 

    El objetivo de esos expertos es encontrar métodos más precisos para monitorear el cerebro más allá del umbral de la muerte y mejorar los métodos de reanimación, y de esa manera, prevenir las posibles lesiones cerebrales al 'reiniciar' el corazón, concluyó Parnia.

    Le puede interesar: Cuatro maneras de inmortalizar el cuerpo después de la muerte

    Además:

    Día de los muertos: México se pone su mejor vestido para honrar a la muerte (fotos)
    Los misterios de la muerte: ¿Qué se siente al morir?
    Fenómeno del lecho de muerte: revelan los sueños más recurrentes antes de morir
    Científicos registran señales de actividad cerebral tras la muerte
    Etiquetas:
    resucitación, muerte, vida humana, Sam Parnia