En directo
    Salchichas con papas fritas

    ¡Cuidado! Este condimento daña tu cerebro

    CC0 / Pixabay
    Salud
    URL corto
    1262

    Abusar de la sal en tu comida diaria puede alterar el funcionamiento de tu cerebro, según una investigación. Al mismo tiempo, los científicos señalaron que un alto nivel de sal en la dieta puede afectar a la presión arterial.

    Los altos niveles de consumo de sal llevan a que en algunas zonas del cerebro crezca la cantidad del elemento BDNF. Esta sustancia estimula la actividad de las neuronas, y también afecta a las neuronas que liberan vasopresina.

    Concretamente, las neuronas de vasopresina, según los especialistas, se activan en exceso. A su vez, el incremento de vasopresina que interactúa con el equilibrio de los fluidos en el organismo advierte de que le falta agua. Como consecuencia, según comprobaron los científicos, las personas que consumen una comida salada siempre quieren beber agua después.

    A largo plazo, el exceso de sal en la comida puede traducirse en la desactivación de un mecanismo de seguridad natural que permite que la presión arterial aumente cuando se ingiere una gran cantidad de sal durante un período prolongado de tiempo.

    "El consumo de sal lleva a que en algunas partes del cerebro crezca el nivel del elemento BDNF. El aumento de las cantidades de cloruro de sodio [sal] en la dieta nos afecta no solo cuando comemos una sopa salada, sino también a lo largo de la vida, en caso de que nuestra comida sea siempre muy salada", advierten los autores del artículo.

    Sin embargo, excluir la sal de la dieta diaria no es una solución. La cardióloga rusa Tamara Ogieva, citada por el sitio Gogetnews, afirma que la eliminación total de la sal del menú también es peligrosa para la salud, porque puede afectar al metabolismo y alterar el equilibrio del PH.

    Más aquí: Cinco alimentos que te están privando del sexo sin que lo sepas

    Además:

    Tras ver estas fotos repulsivas, dejarás de comer en McDonald’s
    Siete productos que no debes comer si no quieres oler mal
    Etiquetas:
    sal, dieta, peligro, salud, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik