10:59 GMT +315 Diciembre 2019
En directo
    Un fregadero de cocina

    Viviendo con el enemigo: el 'silencioso asesino' presente en nuestras casas

    © CC BY 2.0 / Rachel Zack / Kitchen Sink
    Salud
    URL corto
    5414
    Síguenos en

    Investigadores alemanes revelaron que las esponjas de cocina son un perfecto caldo de cultivo para las bacterias, según un artículo publicado en la revista científica digital Scientific Reports.

    El estudio de los microrganismos que se hallan en las esponjas de cocina demostró la presencia de bacterias como la Moraxella osloensis, capaces de provocar infecciones en personas con un sistema inmunológico débil.

    "Nuestro trabajo demuestra que las esponjas de cocina albergan una diversidad de bacterias mucho mayor de lo que se pensaba", concluyeron los autores del estudio, encabezados por Massimiliano Cardinale, del Instituto de Microbiología Aplicada de la Universidad Justus Liebeg en Giessen (Alemania).

    Lea también: El polvo del hogar puede provocar obesidad

    Los investigadores advirtieron de que lavar las esponjas con agua y jabón aumenta la concentración de algunas bacterias.

    "Los métodos comunes para limpiar esponjas no parecen ser suficientes para reducir efectivamente la carga bacteriana en ellas e incluso podrían aumentar las cantidades de bacterias", señalaron.

    Según los científicos alemanes, es necesario cambiar las esponjas de cocina regularmente.

    "Recomendamos reemplazar las esponjas de cocina con frecuencia, por ejemplo, cada semana", sugirieron.

    Además:

    Tres motivos para no limpiarte jamás los oídos
    Los científicos revelan el producto más saludable para el cerebro
    Hemorragias, vómitos y muerte: alimentos inofensivos que ocultan graves peligros
    El efecto nocivo para la salud que provoca la falta de cafeína (vídeo)
    ¡Ojo! Las papas fritas te están matando lentamente
    Etiquetas:
    higiene, peligro, salud, casa, cocina, esponja
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik