12:39 GMT +314 Noviembre 2019
En directo
    Alcohol

    Resultados te sorprenderán: científicos calculan cómo alcohol cambia a una persona

    CC0 / Unsplash
    Salud
    URL corto
    0 13
    Síguenos en

    Las calidad personal y el comportamiento de las personas no cambian mucho al embriagarse, al contrario de lo que se cree, escribe el diario Clinical Psycological Science.

    Varios psicólogos investigaron el comportamiento de unas decenas de aficionados al alcohol.

    Rachel Winograd y sus colegas de la Universidad de Misuri (EEUU) decidieron averiguar si el alcohol cambia tanto la personalidad de un individuo de modo que se convierte en otro, absolutamente diferente de su 'versión' normal. Para ello, reunieron a 156 voluntarios que estaban de acuerdo en emborracharse entre sus amigos con objetivos científicos. Las pruebas tuvieron lugar en un laboratorio, convertido para ello en un 'bar'.

    La mitad de los participantes tenía que emborracharse fuertemente, mientras la otra — solo observar su reacción y los cambios de su comportamiento. Además, los mismos alcoholizados tenían que registrar sus sensaciones.

    "Quedamos sorprendidos de que las ideas de las personas ebrias y las que les rodeaban sobre cómo había cambiado su comportamiento, se diferenciaran tanto. Los participantes de nuestra prueba pensaban que habían cambiado los cinco componentes clave de su personalidad pero los observadores decían que había cambiado solo el nivel de su extraversión", declaró Winograd.

    Las personas que consumen alcohol no recuerdan muy a menudo lo que les estaba pasando durante la fiesta y después de ella, creen que su comportamiento cambia mucho después de que se embriagan. Ese punto de vista se respalda por numerosos accidentes e incidentes domésticos que suceden tras la ingesta de alcohol.

    Según resultados de los expertos, los ebrios consideraban que su conducta había cambiado mucho y que eran menos responsables, abiertos a nuevas sensaciones, menos propensos al cambio de humor y más extrovertidos.

    Lea más: Locos de amor por el alcohol: un gen predispone hacia su consumo

    Mientras tanto, los observadores se dieron cuenta solo de la última transformación. Les parecía que sus amigos borrachos se hacían más insistentes en las discusiones, comunicativos y activos, mientras los otros cambios casi no se notaban.

    En base a ello, los expertos concluyeron que el comportamiento de una persona ebria no se diferencia mucho  del 'normal'. Sin embargo, señala Winograd, los borrachos tenían razón cuando decían que los cambios podían ser notables para ellos mismos pero seguían siendo invisibles para sus amigos.

    Los científicos se proponen repetir próximamente las pruebas en bares verdaderos para volver a comprobar los resultados y entender si la atmósfera del laboratorio habría podido afectarlos.

     

    Además:

    ¿Beben los rusos tanto como se cree? La historia detrás del estereotipo
    Perro borracho: su dueño va detenido
    Sale a luz la principal causa del alcoholismo
    Etiquetas:
    investigación, alcohol, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik