En directo
    Salud
    URL corto
    1111
    Síguenos en

    Hace 50 años, el médico argentino René Favaloro llevó a cabo en una clínica de EEUU el primer bypass coronario. A partir de entonces, esta técnica quirúrgica ha permitido salvar la vida de millones de personas en todo el mundo.

    René Favaloro (1923-2000) se volvió una figura emblemática de la medicina latinoamericana, ya sea por su fuerte compromiso social como por sus aportes indelebles en el campo de la cardiología. El 9 de mayo de 1967, un equipo liderado por el argentino realizó la primera intervención de 'bypass coronario'.

    La técnica, aplicada ampliamente en los quirófanos de todo el mundo, consiste en evitar un infarto cuando se obstruyen las arterias coronarias. Estas irrigan al miocardio, el músculo que bombea la sangre.

    ​"Cuando una arteria coronaria se tapa, una parte del músculo queda sin irrigación y el paciente sufre un infarto. Lo que se busca es un camino lateral. Es como si se tapara un río y le hicieras un pasaje al costado [para sortear la obstrucción]. Por eso se llama bypass", dijo a Sputnik el reconocido cardiólogo uruguayo Roberto Canessa.

    La técnica ideada por Favaloro consiste en tomar un sector de la safena, una vena en los miembros inferiores. Se esqueletiza para que quede más dilatado, se lo quita —de ahí que las personas sometidas a esta intervención pasen por una cirugía en la pierna- y luego se coloca en la arteria obstruida.

    Esta cirugía se popularizó desde entonces y ha ayudado a enfrentar un serio problema para la salud pública mundial. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. Datos de la entidad revelan que en 2012 murieron 17,5 millones de personas debido a este tipo patologías, cifra equivalente a un 31% de todas las muertes registradas en el mundo. La OMS precisa que "cada año mueren más personas por enfermedades cardiovasculares que por cualquier otra causa".

    El equipo de Favaloro en 1967 llevó al corazón las técnicas que ya venían desarrollando otros médicos. Uno de los galenos que había presentado estudios revolucionarios a nivel mundial sobre la aplicación del bypass fue el uruguayo Eduardo Palma, quien diseñó una técnica para las arteriopatías en las piernas, indicó Canessa.

    "El doctor Palma realizó trabajos pioneros en el Uruguay que después el doctor Favaloro utilizó a nivel cardíaco. El principio y la técnica es la misma y evidentemente le prolonga la posibilidad de vida al paciente. Después vino la angioplastia, es decir, destapar la arteria donde se está cerrando", comentó el uruguayo.

    Canessa, a su vez hijo de otro reconocido cardiólogo uruguayo, recordó la relación que su padre y él tuvieron con Favaloro, a quien describió como una persona "maravillosa" y generosa.

    "Era amigo de mi padre y tuve el gusto de conocerlo a él y a su señora. Tiene una historia maravillosa. Comenzó siendo un médico rural en el interior de Argentina. Como buen médico rural, tenía que resolver los problemas con los medios que tenía. Eso llevó a que tuviera una gran capacidad de innovación", expresó.

    ​Esta experiencia de vida en la Pampa argentina marcó profundamente la vida profesional. En 1962, Favaloro partió a EEUU y comenzó a trabajar en la Cleveland Clinic de Ohio, donde años más tarde se realizó el revolucionario descubrimiento.

    "Hay una zona que es el tronco de la arteria coronaria, donde nace. Es la más difícil de hacer el bypass: los primeros cinco pacientes fallecieron. Él tuvo la persistencia de seguir porque creía en el procedimiento", explicó Canessa.

    En 1971, aún con una carrera consolidada en EEUU, René Favaloro decidió volver a la Argentina, donde prosiguió con el ejercicio de su profesión sin dejar de lado su característico compromiso social. En 1975, abrió la Fundación Favaloro, que se volvió en una institución referente en la materia a nivel nacional.

    En 2000 estando solo en su apartamento, se suicidó y dejó un último mensaje en el que mencionaba las millonarias deudas que tenía su proyecto debido a la corrupción y mercantilización del sistema de salud argentino.

    "La situación actual de la Fundación es desesperante, millones de pesos a cobrar de tarea realizada, incluyendo pacientes de alto riesgo que no podemos rechazar. Es fácil decir 'no hay camas disponibles'", decía Favaloro en su última misiva.

    Canessa recordó cómo el argentino invirtió no solo su vida, sino sus recursos económicos en la Fundación. "Mi papá le dijo un día: 'René, ¿vas a poner todo lo que tenés en la fundación, todo el esfuerzo de tu vida? Favaloro le dijo: 'Mirá Canessa, yo no tengo hijos, este es mi hijo'", narró el entrevistado.

    Además:

    Científicos rusos prueban implantes únicos de cirugía reconstructiva
    Misterios de Siberia: un viaje a la cirugía cerebral de hace 3.000 años
    Etiquetas:
    bypass, corazón, cirugía, Fundación Favaloro, Roberto Canessa, René Favaloro, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik