Widgets Magazine
21:51 GMT +315 Octubre 2019
En directo
    Azúcar

    La falta de azúcar está relacionada con una de las enfermedades más graves

    CC0 / Pixabay
    Salud
    URL corto
    380
    Síguenos en

    Los niveles normales y bajos de glucosa en sangre están relacionados con el riesgo de desarrollar glioma, uno de los tumores cancerosos más comunes en el cerebro, según pone de relieve un artículo publicado en la revista Scientific Reports.

    Un equipo científico liderado por Judith Schwartzbaum, profesora asociada de epidemiología de la Universidad de Ohio (EEUU), llegó a la conclusión de que los gliomas son menos comunes entre las personas con diabetes o niveles elevados de azúcar en sangre. Paralelamente, "la diabetes y un nivel elevado de glucosa en sangre incrementan el riesgo de cáncer en numerosas partes del cuerpo, incluyendo el colon, el pecho y la vejiga".

    El glioma se origina en las células gliales, que rodean a las neuronas del cerebro y son las principales responsables de la función nerviosa. Actualmente, no hay tratamiento contra esta enfermedad, que suele diagnosticarse a mediana edad. 

    "Nuestra investigación plantea preguntas que, una vez contestadas, conducirán a un mejor conocimiento de los mecanismos involucrados en el desarrollo del glioma", indicó Schwartzbaum.

    El reciente estudio incluye datos de otros dos, llevados a cabo en Suecia y Austria durante los últimos 15 años y en los que participaron 797.945 personas, de las cuales solo 812 padecían glioma. Los científicos evaluaron los niveles de azúcar en sangre y la presencia de diabetes, así como la relación de estos factores con el tumor cerebral.

    "Esto nos llevó a preguntarnos por qué la relación entre los niveles de glucosa en sangre y la incidencia del cáncer cerebral es la opuesta que para muchos otros tipos de tumores cancerosos", subrayó la encargada del estudio. 

    La científica detalló que esto se debe a la alteración en el funcionamiento de la insulina —que no solo regula el nivel de azúcar en sangre, sino también es un catalizador de crecimiento celular—. Por eso, la menor cantidad de insulina es capaz de frenar el crecimiento del tumor e incluso facilitar la respuesta inmune de una persona al glioma.

    Sin embargo, una vez que el tumor ha 'arraigado' en el cerebro, empieza a consumir muchos más nutrientes y oxígeno, lo que deriva en un aumento de niveles de azúcar en la sangre de las personas enfermas. Además de esto, las células cancerígenas tienden a requerir más glucosa. Esto se conoce como 'efecto Warburg'.

    También te puede interesar: ¿Provocan cáncer los móviles?

    Schwartzbaum reveló que, a pesar de que el cerebro representa solo el 2% del peso corporal, consume alrededor del 20% de la glucosa disponible en el cuerpo.

    Además de esto, la investigación mostró que los altos niveles de azúcar en sangre también reducen el riesgo de padecer tumores cerebrales no cancerosos, denominados meningiomas.

    Los expertos reconocieron que aún se necesitan más investigaciones para determinar si la relación entre los niveles de glucosa en sangre y los tumores cerebrales puede ser modificada para desarrollar un tratamiento más eficaz del glioma. 

    Además:

    Ensayan en Rusia un equipo para detección temprana de todo tipo de cáncer
    ¡Cuidado con el yogur! Este alimento cotidiano "podría causar cáncer"
    Una joven con cáncer crea Zoet, el primer champú oncológico
    Etiquetas:
    glucosa, azúcar, cáncer
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik