En directo
    Después del alud en Mocoa, Colombia

    "La gente en Mocoa está en estado de shock"

    © Foto : Médicos Sin Fronteras
    Salud
    URL corto
    0 10

    Sputnik dialogó con representantes de Médicos Sin Fronteras, Colombia, sobre el estado de situación tras el alud que enterró bajo el lodo a la capital del estado de Putumayo.

    Diez días después de la avalancha de lodo en la sureña ciudad colombiana de Mocoa en la que murieron al menos 102 menores, "la gente está en shock". "Perdieron sus familias, trabajos, comida. Se les destruyó la vida. Hay que sacarlos de ese estado para que reaccionen. Hay que crear las condiciones para que estas personas puedan sobrellevar este hecho traumático y vuelvan a sus vidas", dijo a Sputnik el coordinador de proyectos en Colombia para Médicos Sin Fronteras, Juan Gil.

    El especialista explicó que cuando suceden este tipo de desastres naturales se establecen prioridades. En este caso, lo primero que preocupó a la gente fue la búsqueda de sus seres queridos. Luego cubrir las necesidades básicas: encontrar un lugar donde dormir, obtener comida y agua.

    Después del alud en Mocoa, Colombia
    © Foto : Médicos Sin Fronteras
    Después del alud en Mocoa, Colombia

    "Llegamos al sitio antes de 24 horas de ocurrido el suceso. Hicimos una evaluación de necesidades. Nuestro equipo de emergencias en Colombia se encontraba atendiendo otra intervención al norte el país. Mientras ellos se desplazaban mandamos otro equipo para que coordinara donaciones, medicamentos y materiales. Lo que agravaba el estado de emergencia era la falta de agua, la pérdida de viviendas y la insuficiencia alimentaria", indicó.

    De momento, el número de muertos y desaparecidos sigue en aumento. Según los últimos informes oficiales, 316 personas perdieron la vida, 103 continúan desaparecidas y hay más de 3.000 familias afectadas. "Debido a la gran cantidad de afectados los hospitales de la zona se vieron desbordados. Esto dejó en evidencia que las instituciones sanitarias no están preparadas para este tipo de acontecimientos", agregó Gil.

    De acuerdo al coordinador, esta emergencia tuvo la particularidad de contar con un impacto mediático e institucional "muy grande". "Eso permitió que se destinarán gran cantidad de recursos. El problema entonces fue gestionarlos y coordinarlos", aseguró.

    Después del alud en Mocoa, Colombia
    © Foto : Médicos Sin Fronteras
    Después del alud en Mocoa, Colombia

    Pero ahora la tarea es diferente y las necesidades de las personas cambiaron: además del hambre, la sed y las enfermedades, aparecen síntomas como insomnio, depresión, nervios y ansiedad.

    "Nuestra tarea actual es ocuparnos del estrés postraumático. El problema de este tipo de situaciones es que tiene un gran impacto en los primeros momentos, pero a medida que pasa el tiempo pierde visibilidad. Las instituciones y las personas se empiezan a ir, pero las víctimas quedan", concluyó.

    Además:

    Argentina se solidariza con Colombia por avalancha en Putumayo
    "Era muy triste ver niños abandonados, llenos de lodo. Se nos caían las lágrimas"
    Etiquetas:
    emergencia sanitaria, alud, desastres naturales, inundación, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik