En directo
    Salud
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El gobierno de Brasil confirmó un total de 604 casos y 202 muertes causadas por el brote de fiebre amarilla que vive el país, contabilizados desde diciembre de 2016 hasta el jueves.

    "De estas 202 muertes, 148 tuvieron lugar en el estado de Minas Gerais, 43 en Espírito Santo, cuatro en São Paulo, cuatro en Pará y tres en Río de Janeiro", informó el ministerio de Sanidad brasileño en un boletín oficial.

    La secretaría de Estado añadió que otras 48 muertes "aún se están analizando", y que 52 fueron descartadas como causadas por la fiebre amarilla.

    A pesar de la alta incidencia del virus la buena noticia para las autoridades sanitarias es que el brote de fiebre amarilla corresponde a la variedad silvestre.

    Hasta ahora todas las infecciones se produjeron en zonas rurales o pueblos, sin que el virus se haya expandido hacia las grandes ciudades del país.

    Ese caso sería más problemático, apuntan los expertos, porque los mosquitos transmisores no serían el Sabethes y el Haemagogus como hasta ahora, sino el Aedes Aegypti, que también contagia el dengue, el zika y el chikungunya.

    En gran parte de las áreas rurales de los estados donde se han registrado más casos se están realizando desde hace semanas campañas de vacunación urgente que según el ministerio están dando buenos resultados.

    El miércoles el Gobierno decidió disminuir los requisitos de seguridad relacionados con las vacunas, siguiendo las sugerencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    Hasta ahora Brasil recomendaba una dosis de refuerzo después de diez años de la primera aplicación —siendo el último país que mantenía esta exigencia-; ahora con una sola dosis se considera que el paciente está protegido.

    Además:

    La vacuna rusa contra la fiebre amarilla llega a América Latina
    Etiquetas:
    fiebre amarilla, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook