En directo
    Salud
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    En diálogo con Sputnik, el doctor en medicina tropical Pedro Luiz Tauil consideró el panorama actual como la "peor epidemia de fiebre amarilla" en Brasil. Casi 500 casos de personas infectadas fueron confirmados en Brasil, además de 162 muertes en lo que va del año.

    El famoso mosquito villano Aedes Aegypti no es el principal causador de la fiebre amarilla actualmente. Pero sí que, más allá de su versatilidad en transmitir otras enfermedades como dengue, zika y chikungunya, este insecto representa un gran peligro en la proliferación de la fiebre amarilla diseminada a través de mosquitos silvestres. Y esta es la preocupación entre investigadores y autoridades de Salud ante el actual escenario de la enfermedad en Brasil.

    De acuerdo con el último informe del Ministerio de Salud del país, 492 casos de fiebre amarilla fueron confirmados, especialmente en el estado de Minas Gerais y en el restante de la región sureste, que abarca además San Pablo, Río de Janeiro y Espírito Santo. El comunicado oficial también confirmó 162 muertes por la enfermedad, mientras otras 95 siguen siendo investigadas.

    Para el doctor en medicina tropical Pedro Luiz Tauil, se trata de la "peor epidemia de fiebre amarilla" vivida por Brasil en los últimos 80 años. "Desde 1930 nunca tuvimos un nivel de transmisión tan alto como ahora", resaltó a Sputnik. Según el médico y profesor emérito de la Universidad de Brasilia, se ha observado que las infecciones actuales de la enfermedad se han dado a través de picaduras de dos tipos de mosquitos silvestres.

    "Esto se ha podido comprobar a través de la colecta de mosquitos y también por la mayor incidencia de casos en varones jóvenes, quienes se van de paseo, por ejemplo, a zonas silvestres y retornan picados. Si fuera un brote por Aedes Aegypti tendríamos más casos de mujeres y niños infectados, ya que se trata de un mosquito de hábitos urbanos que penetra las casas", explicó.

    Sin embargo, la necesidad de combatir el villano más conocido se hace todavía más imponente porque al picar a una persona infectada puede potenciar la proliferación de la epidemia. Según Tauil, el Aedes Aegypti llegó a ser eliminado en Brasil y otros 17 países de las Américas en la década de 1950, pero el éxodo rural y la inflación de la población urbana posibilitó su reaparición.

    "En 2008, por ejemplo, tuvimos un brote de fiebre amarilla por Aedes Aegypti en Paraguay. El 85% de la población vive en áreas urbanas y eso hace que la gente viva en condiciones precarias, sin saneamiento básico, entre otras necesidades básicas. El Aedes Aegypti se enamoró de esas condiciones para reproducirse. Recientemente llegó a ser encontrado en Canadá, donde pensábamos que no se adaptaría debido al clima", contó.

    A su juicio, la vacunación es la única forma de combatir la enfermedad, pero todavía es muy difícil inmunizar a la mayor cantidad posible de personas. "Ni siquiera la Organización Mundial de Salud tiene un stock suficiente para cubrir a toda la población", lamentó el médico. Tauil recordó que en Angola tuvieron que reducir la intensidad de las dosis para aumentar la cantidad de vacunas en el intento de contener el brote, algo que terminó funcionando.

    El experto afirmó que se está estudiando la posibilidad de incluir a la vacuna contra la fiebre amarilla en el calendario obligatorio de inmunización infantil, como una forma de proteger a las próximas generaciones. Actualmente, la prevención es solamente una recomendación en los territorios que suelen ser afectados por los ciclos de epidemias, que solían tener un intervalo de cinco a siete años.

    "Hoy en día ya no se puede hablar de ciclos. Anualmente se registra por lo menos algún caso de fiebre amarilla y es muy preocupante", advirtió.

    Además:

    Brasil ya tiene 120 casos confirmados de fiebre amarilla en lo que va de año
    El brote de fiebre amarilla se extiende y llega a São Paulo con tres muertes
    El gobierno del estado de Minas Gerais, en emergencia por un brote de fiebre amarilla
    Etiquetas:
    fiebre amarilla, Aedes Aegypti, epidemia, Organización Mundial de Salud (OMS), Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook