En directo
    Alambre de púas

    ¿Cuerdo o loco en EEUU? El experimento de Rosenhan que revolucionó la psiquiatría

    © Foto: Pixabay
    Salud
    URL corto
    141

    El reputado médico y escritor estadounidense de origen indio Deepak Chopra le pidió al presidente de EEUU, Donald Trump, "someterse a una evaluación psiquiátrica y neurológica para restaurar nuestra confianza". Trump no es el primero ni será el último norteamericano de quien se especula sin pruebas que pudiera padecer algún trastorno mental.

    El célebre experimento de Rosenhan, que tuvo lugar en 1973, reveló que en EEUU se les diagnosticaban trastornos mentales incluso a personas sanas.

    En 1973, el psicólogo estadounidense David Rosenhan llevó a cabo un curioso experimento internando a 'pseudopacientes' en varios psiquiátricos.

    El experimento de Rosenhan, cuyo nombre oficial traducido al español era 'Estar cuerdo en lugares dementes', constó de dos fases. En la primera, ocho hombres y tres mujeres fueron internados en hospitales psiquiátricos de 12 estados de EEUU después de simular por teléfono alucinaciones acústicas. Entre los supuestos enfermos estaban el propio Rosenhan y varios de sus colegas. Toda la información sobre su vida que relataron a los médicos era verdadera, incluyendo los aspectos personales y relaciones íntimas.

    Una vez internados, los pacientes tuvieron un comportamiento impecable —no hay que olvidar que estaban perfectamente cuerdos—. No obstante, los psiquiatras no se creyeron una palabra y los obligaron a reconocer que padecían una enfermedad mental y a tomar antipsicóticos.

    Los voluntarios tuvieron que permanecer en los hospitales, medicándose regularmente durante 19 días por término medio. Uno tuvo incluso que pasar internado 52 días.

    Cada uno fue dado de alta con un diagnóstico de 'esquizofrenia en remisión'. Este hecho llevó a Rosenhan a concluir que las clínicas psiquiátricas se inclinan a considerar las enfermedades mentales como incurables, creando así un estigma de por vida.

    La segunda fase del experimento es todavía más llamativa. Al conocer los resultados del estudio del psicólogo estadounidense, los hospitales más conocidos se indignaron, declarando que en sus instalaciones jamás podría haber ocurrido algo semejante.

    Rosenhan aceptó el desafío, prometiendo enviar más 'pseudopacientes' a uno de estos centros psiquiátricos que estaban al corriente de la primera etapa del experimento. Durante los siguientes tres meses, de los 193 pacientes atendidos por el psiquiátrico, los médicos detectaron a 41 'impostores'. La realidad era, no obstante, bien distinta. Rosenhan había dicho que enviaría a 'pseudopacientes', pero sin embargo no lo hizo. Como el centro hospitalario esperaba hallar enfermos que fingían, los encontraron pese a que no existían.

    "Está claro que en los  no podemos distinguir a los cuerdos de los locos", concluyó el revolucionario estudio.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    El poder oculto de las farmacéuticas toma de rehenes a los pacientes latinoamericanos
    Doctora Evil: Arrestada una enfermera italiana sospechosa de asesinar a 13 pacientes
    Detienen a 40 presos huidos de un hospital psiquiátrico de Sao Paulo
    La niñera asesina fue trasladada a un hospital psiquiátrico
    Etiquetas:
    hospital psiquiátrico, psiquiatría, salud mental, experimento, Deepak Chopra, David Rosenhan, Donald Trump, EEUU