En directo
    Salud
    URL corto
    1636
    Síguenos en

    La radiación natural está presente en todo el universo, sin embargo, cuando alcanza ciertos niveles, puede volverse peligrosa para nuestra salud. Sputnik te presenta la lista de 12 objetos que emiten radiación por encima de lo habitual. Pero no te preocupes, ya que la mayor parte de ellos no representa un peligro para el cuerpo humano.

    Cigarrillos

    La planta de tabaco absorbe diferentes componentes durante el proceso de cultivo. Al fumar un cigarrillo, elementos radiactivos como el plomo y el polonio se van acumulando en los pulmones, propagándose más tarde a todas las partes del cuerpo humano. Esto también afecta a los fumadores pasivos.

    Lámparas fluorescentes

    Las lámparas fluorescentes, que reemplazaron a las fuentes de luz tradicionales, emiten radiaciones infrarroja y ultravioleta nocivas para la piel, así como rayos UVB y UVA, aunque en bajas cantidades.

    Plátanos

    Esta fruta, rica en fructosa, sacarosa y glucosa, contiene también un isótopo radiactivo llamado potasio-40. A pesar de que el contenido de esta sustancia peligrosa es solo de un 0,0117%, dio nombre a la  llamada 'dosis equivalente a un plátano' (BED, por sus siglas en inglés) —un concepto usado en ocasiones por los defensores de la energía nuclear para relativizar los riesgos de la radiación—. 

    Teléfonos inalámbricos 

    Estos dispositivos modernos son una fuente de radiación independientemente de que no estés utilizándolos. Sin embargo, los ingenieros trabajan para desarrollar novedosos modelos con menos emisiones de este tipo.

    Nuez amazónica

    Las frutas de este árbol nativo de América del Sur están consideradas unas de las más radiactivas del mundo, ya que contienen unos 40-260 becquereles —unidad de medida de la actividad radioactiva— por cada kilogramo, lo que representa unas 1.000 veces más de lo que contienen otras nueces.

    Televisores 

    Los televisores más antiguos que utilizan tubos de rayos catódicos son una fuente de radiación. En lo que respecta a las pantallas de cristal líquido modernas (LCD) o de plasma, se consideran mucho más seguras, ya que obtienen una certificación especial de radiación antes de salir al mercado.

    Arena para gatos

    La bentonita —una arcilla de grano muy fino utilizada en la arena de las mascotas— puede contener pequeñas trazas de sales de uranio y torio radiactivos. Por cierto, esto también pasa con los antiguos platos de cerámica, sobre todo los de la primera mitad del siglo XX.

    La luz de tritio

    Los relojes, llaveros y otros objetos radioluminiscentes son también una fuente de radiación. El propio fenómeno de la radioluminiscencia se produce tras la desintegración de una partícula de tritio. Mientras el aparato esté sellado no representa un peligro, pero una vez rota su hermeticidad, hay que deshacerse de estos objetos inmediatamente.

    Microondas 

    Este electrodoméstico, que se utiliza para cocinar o recalentar los alimentos, también puede ser peligroso para el organismo humano, ya que libera unos niveles de radiación electromagnética elevados. Los expertos recomiendan alejarse del microondas mientras está en marcha para evitar los efectos negativos de este dispositivo en la salud.

    El granito

    El granito emite cantidades elevadas de radiación. Es por eso que, por ejemplo, un visitante de la Estación Central de Nueva York, cuyo lobby está completamente recubierto de granito, se ve expuesto a unos niveles de radiación mayores que los trabajadores de las centrales nucleares. Pero no te preocupes… si quieres visitar este lugar, pese a los niveles relativamente elevados de radiación, sus índices no pueden provocar daños en la salud.

    Papel satinado

    El papel cuché, utilizado mayormente en la impresión de revistas, también contiene pequeñas cantidades de uranio y torio, elementos radioactivos.

    Redes wifi

    El wifi nos libera de los cables a la hora de utilizar internet, pero las ondas que genera contienen radiación y crean campos electromagnéticos dentro de nuestras casas. Es por eso que los expertos recomiendan ubicar los rúters lo más lejos posible de las habitaciones, así como apagarlos cuando no están siendo utilizados.

    Además:

    Científicos crean 'mutante' resistente a la radiación
    Diseñan ropa interior masculina que protege contra la radiación
    Made in Russia: descubren nanopartículas que protegen al organismo de la radiación
    Etiquetas:
    radiación, peligro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook