Widgets Magazine
En directo
    Un mosquito

    El ejército de mosquitos transgénicos

    © Foto : Oleg Lastochkin
    Salud
    URL corto
    0 0 0

    Cada vez son más los experimentos para producir millones de mosquitos genéticamente modificados para combatir infecciones como la malaria, el ébola y los virus del dengue, chikungunya y zika.

    En Estados Unidos se anunció en noviembre la creación de una cepa de mosquitos que portan genes para bloquear la transmisión de la malaria. La revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) publicó dos estudios en los cuales se informa de una técnica en la que el ADN puede ser borrado, insertado o reemplazado de un genoma en la especie Anopheles stephensi, que propaga la malaria en zonas urbanas de la India.

    Los científicos insertaron el ADN, creando mosquitos con genes que previenen la transmisión de la malaria produciendo anticuerpos bloqueadores de la enfermedad, que se transmiten a un 99,5 por ciento de las crías.

    Estos mosquitos transgénicos se aparearían con otros mosquitos y sus genes bloqueadores de la malaria se incorporarían a la reserva genética, impidiéndoles infectar a las personas.

    La Organización Mundial de la Salud estima que habrá 214 millones de casos de malaria en todo el mundo en 2015 y 438.000 muertes, la mayoría de ellas en África Subsahariana.

    En Brasil, la empresa inglesa Oxitec liberó más de siete millones de mosquitos genéticamente modificados en la ciudad de Piracicaba, en el estado de Sao Paulo, desde el 30 de abril de este año, con el fin de prevenir las enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti, portador de los virus del dengue y la chikungunya.

    Los mosquitos transgénicos son machos que fecundan hembras salvajes y generan hijos programados para morir antes de alcanzar la edad reproductiva.

    La empresa sostiene que en proyectos anteriores logró reducir más de 90% la cantidad de peligrosos mosquitos. En 2010, Oxitec liberó tres millones de mosquitos machos estériles en las Islas Caimán y en los meses siguientes se reportó una disminución de la población de mosquitos de un 80% en la región.

    El dengue es una infección que se transmite por medio de picaduras de mosquito que causan una enfermedad parecida a la gripe, que puede convertirse en dengue hemorrágico, potencialmente mortal. Se calcula que 40% de la población mundial corre el riesgo de contraer la enfermedad.

    Etiquetas:
    mosquitos, enfermedad, experimento, Organización Mundial de Salud (OMS), EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik