En directo
    Rusia
    URL corto
    140
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — El embajador de Rusia en EEUU, Anatoli Antónov, dijo que todavía hay chances de que ambos países lleguen a un acuerdo sobre la extensión del nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START, en inglés), antes de que expire, el próximo 5 de febrero.

    "Rusia está abierta a una conversación significativa sobre las cuestiones técnicas para extender el nuevo START", dijo el diplomático.

    "Todavía hay chances de lograr un acuerdo antes del 5 de febrero, cuando expira el tratado", añadió.

    Antónov dijo además que espera que el nuevo Gobierno de EEUU, que asume el 20 de este mes, con Joe Biden como presidente, "va a demostrar compromiso y buena voluntad" para lograr un acuerdo para extender el nuevo START.

    En cuanto a futuras conversaciones sobre control de armas entre EEUU y Rusia, estas podrían incluir temas como defensa antimisiles, sistemas de ataque global y armas hipersónicas y espaciales, dijo Antónov.

    "También es igualmente importante que podamos utilizar el tiempo ganado como resultado de la prolongación del Nuevo START para mantener conversaciones bilaterales integrales sobre el futuro del control de armas nucleares y de misiles", dijo Antónov.

    Y agregó: "En estas discusiones, las partes considerarían todos los factores que afectan la estabilidad estratégica. A saber: defensa antimisiles, misiles terrestres de rango corto e intermedio, sistemas de ataque global, vehículos de lanzamiento hipersónicos, futuras armas espaciales, etc".

    Participación de otros países

    Moscú y Washington podrían conversar sobre la posibilidad de incluir otros países en los acuerdos sobre control de armas luego de que se extienda el nuevo START, dijo Antónov.

    "Luego de la extensión del nuevo START, también podríamos conversar sobre cómo sería posible incluir nuevos participantes a los acuerdos de control de armas", dijo el diplomático. 

    Antónov añadió que Rusia considera "injustificado" cualquier intento de "ejercer presión internacional" contra algunos países, para forzarlos a participar en un régimen de control de armas.

    El embajador enfatizó que cualquier conversación que incluya otros países debe ser llevada adelante "de manera libre y voluntaria", tomando en cuenta los "legítimos intereses" de esas naciones.

    "La posición de Rusia en este tema es bien conocida. Priorizamos la inclusión de Francia y de Reino Unido en el diálogo", afirmó Antónov.

    Estos dos países, dijo el diplomático, tienen arsenales nucleares "comparables" con el de China, además de coordinar "de cerca" sus políticas nucleares con Washington y con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

    Asimismo, expresó que los esfuerzos futuros de Rusia en este aspecto estarán basados en la paridad y el respeto mutuo por los intereses del otro.

    "Encontrar puntos en común en los temas de estabilidad estratégica es parte de los intereses de nuestros dos países", aseguró el embajador.

    "Mantenemos nuestras cartas a la vista. Todas nuestras propuestas están sobre la mesa. Ahora la pelota está en cancha de EEUU. La fructífera cooperación Rusia-EEUU en el campo del control de armas y la estabilidad estratégica están en sintonía con los intereses de toda la comunidad internacional", manifestó Antónov.

    El nuevo Tratado START, que expira el próximo 5 de febrero, es el último de los grandes tratados de control de armas entre Rusia y EEUU.

    Ambos países se comprometieron a reducir sus arsenales hasta 700 misiles desplegados, 1.550 ojivas nucleares y 800 vehículos correspondientes, desplegados y en reserva.

    Suscrito en 2010, el START III entró en vigor el 5 de febrero de 2011 por un periodo de 10 años y si no se renueva, expirará en febrero del próximo año.

    Etiquetas:
    Anatoli Antónov, START III, Rusia, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook