En directo
    Rusia
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El dispositivo de búsqueda lanzado tras el naufragio del arrastrero ruso Onega en el mar de Barents se extendió a unos 750 kilómetros cuadrados, sin resultado hasta ahora, dijo a Sputnik un portavoz de los servicios de emergencia.

    "Las embarcaciones pesqueras rastrearon un espacio acuático de 400 kilómetros cuadrados en las últimas 24 horas y el [avión de patrulla marítima] Il-38 del Ministerio de Defensa, otros 350 kilómetros cuadrados", precisó el portavoz. La búsqueda, agregó él, no ha dado resultado hasta ahora.

    Además de cuatro embarcaciones pesqueras que ya se han implicado en la operación, se ha enviado a la zona del naufragio un remolcador de salvamento marítimo. Según las previsiones, llegará al área el 30 de diciembre.

    El barco pesquero Onega, matriculado en el puerto ruso de Múrmansk, se hundió este 28 de diciembre cerca del archipiélago de Nueva Zembla, según los datos preliminares, a causa del congelamiento.

    De los 19 tripulantes a bordo, dos fueron rescatados el 28 de diciembre. Los restantes 19 náufragos se dan por desaparecidos, si bien hay pocas esperanzas de hallarlos con vida en las aguas gélidas del Ártico.

    Según las primeras hipótesis, el siniestro fue resultado de condiciones climáticas adversas e incumplimiento de las medidas de seguridad. El propietario del Onega sostiene que el arrastrero no tenía defectos previos a la última faena.

    Según el sitio web VesselFinder, el buque pesquero Onega, de 39 metros de eslora y 7 de manga, fue construido en 1979 y navegaba bajo la bandera de Rusia.

    De acuerdo con el portal Marine Traffic, la última vez que el barco estuvo en Múrmansk fue el 11 de diciembre. El 14 de diciembre Onega zarpó del puerto noruego de Kirkenes.

    Etiquetas:
    búsqueda, naufragio, Mar de Barents, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook