En directo
    Rusia
    URL corto
    0 111
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El opositor ruso Alexéi Navalni sufre de delirio de persecución y megalomanía, según el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

    "Me permitiré expresar mi opinión personal, que normalmente no expreso, porque no tengo derecho a hacerlo. En general, se puede decir que el paciente sufre de un marcado delirio de persecución. También se pueden ver claramente ciertas manifestaciones de megalomanía, porque, como dicen, incluso se compara con Jesús", dijo Peskov a la prensa.

    Hace una semana, Navalni, el canal estadounidense CNN, la revista alemana Spiegel y el portal de investigaciones periodísticas Bellingcat publicaron materiales en los que se exponen los nombres de ocho supuestos agentes rusos del servicio de seguridad FSB que habrían intentado envenenar al opositor en varias ocasiones.

    Según Navalni, los agentes de seguridad lo han seguido por las regiones rusas, incluyendo la ciudad de Tomsk desde la que partió en agosto rumbo a Moscú pero no llegó al destino porque el avión tuvo que aterrizar de emergencia en Omsk después de que el activista se sintiera mal durante el vuelo.

    "Por supuesto, tales intentos [las declaraciones de Navalni] no pueden deshonrar al FSB", señaló Peskov.

    El activista anticorrupción y las autoridades de Alemania, adonde fue trasladado a bordo de un avión medicalizado desde Rusia, afirman que lo envenenaron con una sustancia tóxica de uso militar.

    Navalni también insiste en que los médicos rusos que le atendieron hicieron declaraciones falsas sobre el diagnóstico en el hospital donde fue ingresado en Omsk.

    Un laboratorio militar de Alemania y, posteriormente, laboratorios de Suecia y Francia, determinaron que el opositor ruso había sido envenenado con un agente tóxico del grupo Novichok, mientras que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas declaró que en el organismo de Navalni fue hallada una sustancia similar por sus características a ese agente letal.

    Aunque el activista recibió atropina, fármaco que suele utilizarse como antídoto para los agentes nerviosos, después de su hospitalización en Omsk, los médicos rusos afirmaron que no habían detectado rastros de toxinas en la sangre y la orina del paciente, cuya condición atribuyeron a un "trastorno metabólico".

    Moscú califica de infundada la versión alemana sobre lo sucedido con Navalni y espera respuestas oficiales a las solicitudes enviadas a Berlín.

    El hospital Charité de Berlín, donde estuvo ingresado el activista ruso, informó el 23 de septiembre que Navalni fue dado de alta en estado satisfactorio y que los médicos que lo trataron no descartan su plena recuperación.

    Etiquetas:
    política, Rusia, Alexéi Navalni
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook