En directo
    Rusia
    URL corto
    0 211
    Síguenos en

    Por primera vez en la historia el Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia (SVR, por sus siglas en ruso) revela la exposición de su museo dedicado a los destacados agentes.

    La Sala de la Historia se abrió en septiembre de 1977, en la víspera del centenario del nacimiento del primer jefe de la agencia Félix Dzerzhinski. De costumbre en el museo se celebran las ceremonias de entrega de premios para los oficiales de SVR que se distinguieron en el desempeño de sus tareas.

    El museo consta de cuatro pequeñas salas, cada una de las cuales está dedicada a un período de actividades de la inteligencia rusa en el extranjero. En las salas se encuentran las fotografías de agentes, planes de operaciones, documentos, armas, premios, pertenencias personales y otras reliquias.

    La primera sala abarca la historia entre el 1917 y principios de los años 30. Uno de los lugares centrales de la exposición es la historia de dos famosas operaciones de la inteligencia soviética en los años 1920 destinadas a detectar los terroristas contrarrevolucionarios que se preparaban para derrocar el poder soviético en el territorio de los países vecinos.

    La segunda sala del museo está dedicada al período de preguerra. Un lugar especial ocupan los materiales dedicados a los agentes alemanes de la inteligencia soviética que informaron sobre la preparación del Tercer Reich para una guerra contra la URSS.

    La tercera sala expone el trabajo de los agentes durante la Gran Guerra Patria. Entre los materiales se encuentran las reliquias de los cinco de Cambridge, un grupo de espías británicos reclutados para la Unión Soviética que en la década de 1930-1950 colaboró con la inteligencia soviética. Asimismo, la exposición muestra el trabajo de la inteligencia de conseguir los secretos nucleares de EEUU y el Reino Unido. Los materiales obtenidos a través de los agentes en el extranjero han reducido significativamente el período de trabajo de investigación en la URSS.

    La cuarta sala del museo está dedicada al período de posguerra hasta 1965. Entre los protagonistas más destacados de la época están el legendario agente soviético Rudolf Abel, cuyo verdadero nombre era William Fisher; George Blake, cuyo nombre real es George Behar; y Heinz Felfe.

    Además, en una vitrina en el lugar central del museo, se encuentra la bandera del Servicio de Inteligencia Exterior, un símbolo oficial y la reliquia militar de SVR. Un lugar especial ocupa una placa conmemorativa, en la que figuran los nombres de 76 agentes y líderes de la inteligencia extranjera de diferentes años que ya han sido desclasificados.

    El 20 de diciembre de 2020 se celebra el centenario del ente. 

    Etiquetas:
    agentes, agentes encubiertos, museo, Servicio de Inteligencia de Rusia, Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook