En directo
    Rusia
    URL corto
    Las vacunas rusas contra el COVID-19 (220)
    0 430
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Kremlin resaltó el potencial de las empresas farmacéuticas de Rusia para la producción industrial de la vacuna contra la infección COVID-19.

    "La producción ya está empezando y es una cuestión de días o semanas", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en una entrevista a la cadena televisiva RT.

    En los últimos 15 años, remarcó, las compañías farmacéuticas del país se modernizaron y hoy por hoy tienen capacidad para aumentar la producción de forma exponencial.

    Rusia tiene actualmente dos vacunas candidatas registradas. Sputnik V, desarrollada por el prestigioso Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya, se convirtió el 11 de marzo en la primera inoculación aprobada en el mundo contra COVID-19. La segunda vacuna EpiVacCorona del Centro de Virología y Biotecnología Vector recibió la autorización el 14 de octubre.

    Peskov confirmó que la campaña masiva de inmunización contra el COVID-19 comenzará estos meses y será voluntaria.

    El portavoz señaló que "si bien el problema es acuciante para todos los países, en algunos incluso es más grave que en Rusia, la prioridad para el Gobierno son nuestros ciudadanos".

    Asimismo, Peskov declaró que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, valora altamente las dos vacunas rusas rusas contra el coronavirus, confía en la efectividad del tercer fármaco y planea brindar su opinión personal en cuanto se vacune.

    "Ustedes saben que el presidente valora altamente tanto la vacuna Sputnik como el fármaco de Vector, y espera un buen resultado de la tercera vacuna, pero dijo que informará en cuanto se vacune", dijo el portavoz en una entrevista con el canal de YouTube de la cadena RT.

    Peskov recordó que una de las hijas de Putin decidió ponerse la vacuna Sputnik V en calidad de voluntaria por iniciativa propia, y negó que la aparición del fármaco se debiera en gran medida a la propuesta de la joven.

    "Por supuesto que no, su hija fue la que la eligió. Se trataba de la segunda fase [de los ensayos], y ella misma decidió actuar como voluntaria", destacó el funcionario.

    El mandatario ruso subrayó a finales de agosto que su hija estuvo en el grupo de los voluntarios que recibieron la vacuna para comprobar su eficacia.

    Según detalló el mandatario, su hija tuvo 38,4 grados de fiebre cuando le inyectaron la primera dosis, el segundo día bajó a 37 grados. Después de 21 días se le administró la segunda dosis y la temperatura volvió a aumentar un poco, pero luego se normalizó.

    El 11 de noviembre, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés), la entidad que financió el desarrollo de Sputnik V, anunció que la sustancia alcanzó un 92% de efectividad, según un análisis de los datos preliminares de la fase 3 con miles de voluntarios en Rusia, la última etapa para solicitar su autorización.

    La vacuna de Gamaleya consta de dos componentes: el primero se basa en el adenovirus humano tipo 26, y el segundo, en el adenovirus humano recombinante del tipo 5. Las dos dosis se inyectan con un intervalo de 21 días.

    Las pruebas clínicas de Sputnik V se realizan también en Bielorrusia, Brasil, Emiratos Árabes Unidos, India y Venezuela.

    Sputnik V se fabricará también en Brasil, Corea del Sur, China, India y Turquía y actualmente se llevan a cabo negociaciones con productores de otros países.

    Según las proyecciones de RDIF, se espera producir a nivel mundial 500 millones de dosis de vacunas en 2021.

    Movilización sanitaria rusa

    Además, Peskov declaró en la entrevista que la movilización de los recursos sanitarios en Rusia permitió evitar un mayor daño económico en el país.

    "Por ahora partimos de las declaraciones de Serguéi Sobianin [alcalde de Moscú] y el presidente [ruso Vladímir Putin] dijo que el nivel de movilización de nuestro sistema de sanidad, aunque con algunos fallos (...), permite tomar unas medidas restrictivas para reducir la infección de la población de modo que no se asfixie la economía", respondió Peskov al ser preguntado sobre un posible restablecimiento de confinamiento en Rusia.

    También afirmó que la mortalidad por el COVID-19 en Rusia es más baja que en EEUU "debido a las medidas preventivas", entre ellas el uso de mascarillas.

    Además, apuntó a las manifestaciones en EEUU donde no se respetaban las medidas de seguridad, en cambio en Rusia "hay más disciplina al respecto".

    En fin, el sistema de sanidad ruso, que es muy diferente al estadounidense, "puede proteger mejor" durante la crisis, según Peskov.

    Desde el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud califica como pandemia la enfermedad COVID-19 causada por el coronavirus SARS-CoV-2 detectado en China a finales de 2019.

    EEUU es el país que tiene el mayor número de casos registrados y decesos asociados al COVID-19, más de 10,5 millones y unos 242.430, respectivamente.

    Mientras que Rusia acumuló hasta la fecha 1.880.551 casos, incluidos 32.443 pacientes fallecidos.

    Tema:
    Las vacunas rusas contra el COVID-19 (220)
    Etiquetas:
    vacuna contra coronavirus, Sputnik V (vacuna), vacunación, vacuna, pandemia de coronavirus, coronavirus, COVID-19, Rusia, producción
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook