En directo
    Rusia
    URL corto
    0 900
    Síguenos en

    SOCHI (Sputnik) — Rusia no dejará de modernizar sus fuerzas nucleares ante los actuales riesgos militares y políticos, declaró el presidente Vladímir Putin.

    "Seguiremos modernizando nuestras fuerzas nucleares estratégicas ante los actuales riesgos militares y políticos, reforzaremos consecuentemente todos los componentes de estas fuerzas", dijo en una reunión con los dirigentes del Ministerio de Defensa, entidades federales y empresas del sector de defensa.

    El mandatario relató que en los últimos años las Fuerzas Armadas están incorporando los más avanzados misiles y aviones, por lo cual ha sido modernizado el 82% del armamento de las fuerzas nucleares estratégicas.

    Según reveló Putin, el primer regimiento dotado del sistema de misiles hipersónicos Avangard ya está operativo.

    Además, destacó que en determinadas armas estratégicas Rusia aventaja a otras potencias militares.

    "Las aventajamos considerablemente en determinadas armas estratégicas", aseguró el presidente.

    Al mismo tiempo recordó que Rusia se pronuncia por el control de armamentos.

    "Rusia se pronuncia consecuentemente por reforzar y modernizar los mecanismos que permiten garantizar la estabilidad estratégica y facilitar el control de armamentos", remarcó el jefe del Kremlin. 

    Putin instó a tomar en consideración los factores externos potencialmente peligrosos relacionados, por ejemplo, con la expansión de la OTAN.

    "Debemos tener en consideración toda una serie de factores externos potencialmente peligrosos… Por ejemplo, en Europa, la OTAN sigue ampliando su presencia militar cerca de las fronteras de Rusia", comentó.

    Putin indicó con relación al armamento nuclear que para Rusia es una medida de defensa extrema.

    Recordó que el pasado 2 de junio firmó un decreto sobre los fundamentos de la política estatal en materia de disuasión nuclear.

    "En ese documento se enumeran las circunstancias en las que puede tomarse la decisión sobre el uso del armamento nuclear, y donde además se confirma la posición de Rusia, que considera el uso de este armamento como medida extrema de defensa de la seguridad nacional", subrayó Putin.

    El presidente declaró, además, que Rusia no tiene necesidad de participar en la "fatigosa" carrera armamentista.

    "Si aprovechamos nuestro potencial intelectual, nuestras escuelas científicas y la infraestructura necesaria, no necesitamos implicarnos en la fatigosa carrera armamentista, y no lo haremos porque no tenemos tal necesidad", aseveró Putin.

    El presidente también habló del Tratado START y señaló que el documento garantiza el nivel necesario de disuasión, pero su destino sigue siendo impreciso.

    "En esencia, es el último acuerdo fundamental en cuanto a la limitación del armamento ofensivo estratégico, pero expira ya muy pronto, en febrero de 2021", refirió el presidente ruso.

    El 20 de octubre, Rusia propuso extender el Tratado START por un año y además confirmó su disposición a comprometerse junto con EEUU a congelar, también por un año, el número de ojivas nucleares que tienen los dos países.

    Mediante el nuevo Tratado START, conocido también como START III, EEUU y Rusia se comprometieron a reducir sus arsenales hasta 700 misiles desplegados, 1.550 ojivas nucleares y 800 vehículos correspondientes, desplegados y en reserva, para el 5 de febrero de 2018.

    Suscrito en 2010, el acuerdo entró en vigor en 2011 por un periodo de diez años, prorrogable por cinco años. Si no se renueva, expirará en febrero próximo.

    Las conversaciones ruso-estadounidenses para extender el tratado se han atascado debido a los recelos recíprocos sobre el desarrollo de nuevas armas.

    Etiquetas:
    modernización, armas nucleares, Rusia, Vladímir Putin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook