En directo
    Rusia
    URL corto
    2370
    Síguenos en

    SOCHI, RUSIA (Sputnik) — La presión que se está ejerciendo ahora sobre Bielorrusia no tiene precedentes, declaró el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

    "Después de las elecciones presidenciales en el país, nuestros amigos bielorrusos están experimentando una presión sin precedentes, están enfrentando sanciones y provocaciones, así como una guerra de información y propaganda lanzada contra ellos", dijo el líder ruso en la sesión del Consejo de Jefes de Estado de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS).

    Putin, además, calificó de "inaceptable" la intervención en los asuntos internos de Bielorrusia.

    "Necesitamos permitir a los bielorrusos solucionar las cosas con calma y tomar las medidas necesarias", apuntó.

    El líder ruso subrayó que la interferencia en los asuntos de Bielorrusia, que tiene el estatus de miembro observador de la OCS, representa "un desafío flagrante a nuestra seguridad común".

    El viernes pasado la Unión Europea (UE) aplicó la segunda tanda de sanciones individuales en relación con Bielorrusia, que afectan al presidente Alexandr Lukashenko, su hijo Víctor y otras 13 personas.

    Las sanciones entran en vigor el día de su publicación, el 6 de noviembre, e incluyen la prohibición de entrada y la congelación de activos en la UE.

    El 2 de octubre, la UE formalizó medidas restrictivas contra 40 funcionarios bielorrusos que, según Bruselas, son responsables de la violencia durante las protestas y de la falsificación de los resultados de las elecciones presidenciales.

    Estas 40 personas se agregaron a la lista negra que hasta entonces incluía a cuatro funcionarios, debido a "la gravedad de la situación en Bielorrusia".

    En Bielorrusia continúan las protestas desde las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto, que otorgaron el sexto mandato a Lukashenko, en el poder desde 1994.

    Situación en Kirguistán

    Además, Putin declaró que Rusia quiere que la estabilidad en Kirguistán sea sólida y duradera.

    "Deseamos sinceramente que la estabilidad de la que habló usted sea sólida y duradera, y contribuya al desarrollo de la economía y las instituciones" dijo tras la intervención del presidente interino kirguís, Sadir Zhapárov, quien anunció que en la república existe una firme voluntad política de celebrar unas elecciones honestas y competitivas.

    Putin señaló que a Kirguistán le faltó estabilidad durante los últimos años y agregó que sin una situación política estable es imposible cumplir tareas económicas y sociales.

    Kirguistán fue sacudido por violentas protestas tras las elecciones parlamentarias del 4 de octubre.

    Varios días de disturbios dejaron en la capital al menos un muerto y más de 1.200 heridos.

    Tras once días de manifestaciones se produjo un cambio de Gobierno. El presidente Sooronbái Zheenbékov dimitió y el opositor Sadir Zhapárov fue designado primer ministro y jefe de Estado interino.

    La Comisión Electoral Central de la república anuló los resultados de los comicios parlamentarios. Las nuevas elecciones del Legislativo están previstas para el 20 de diciembre y las presidenciales, para el 17 de enero.

    Principales amenazas globales

    El terrorismo internacional y el narcotráfico siguen amenazando seriamente al mundo, declaró Putin.

    "Es obvio para todos que la situación en el ámbito de la seguridad global y regional permanece complicada, el terrorismo internacional y el tráfico de drogas siguen siendo una seria amenaza", dijo Putin.

    Añadió que también va creciendo la ciberdelincuencia y el sistema de la estabilidad estratégica continúa degradándose.

    Además, el líder de Rusia señaló que se quedan sin resolución varios conflictos regionales violentos y aparecen nuevos focos de tensión, incluido en las fronteras externas de la OCS y en las regiones vecinas.

    En este contexto, subrayó que "una de las direcciones clave del trabajo de la OCS es promover una solución política y diplomática pacífica a las crisis, eliminar las amenazas provenientes de las zonas de tensión".

    Putin expresó su preocupación por la inestabilidad en el Oriente Medio y en África del Norte porque, en su opinión, "el enfrentamiento armado en Libia y Yemen, los restantes enclaves de formaciones armadas en Siria son fuentes de la propagación de la amenaza terrorista, de las drogas y las armas".

    Indicó que el traslado de combatientes más allá de dichas zonas agrava los conflictos aún más. 

    El canciller ruso, Serguéi Lavrov
    © Sputnik / Servicio de prensa del Ministerio de Exteriores de Rusia
    Fundada en 2001, la OCS se dedica a temas de seguridad y desarrollo regional y está integrada por ocho naciones: China, la India, Kazajistán, Kirguistán, Pakistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán.

    Cuatro países —Afganistán, Bielorrusia, Irán y Mongolia— gozan del estatus de observadores; y seis más—Armenia, Azerbaiyán, Camboya, Nepal, Sri Lanka y Turquía— poseen el rango de socios de diálogo. 

    Etiquetas:
    presión, problemas, Kirguistán, Bielorrusia, Vladímir Putin, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook