En directo
    Rusia
    URL corto
    Investigación del caso Navalni (105)
    0 111
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Ministerio del Interior ruso interrogó a más de 230 personas que mantuvieron contacto con Alexéi Navalni en Tomsk o estuvieron cerca de él, comunicó la Policía de transporte del Ministerio del Interior ruso en Distrito Federal de Siberia.

    "Hasta la fecha, para obtener información que pudiera ayudar a establecer los hechos, se han interrogado más de 230 personas que tuvieron contacto con Navalni durante su estadía en Tomsk y la región de Tomsk o presenciaron la ruta de su desplazamiento", dice el mensaje.

    Se añade que debido a distintos comentarios, entrevistas y opiniones en las redes sociales sobre lo sucedido, se realizan actividades adicionales destinadas a esclarecer el incidente.

    También se señala que las informaciones sobre los avisos de bomba en el aeropuerto de Omsk, desde donde despegó el avión en el que voló Navalni, resultaron ser falsos enviados a través de servidores ubicados en Alemania.

    En este sentido, agrega, la Fiscalía General solicitó a las autoridades de Alemania asistencia jurídica para identificar al "propietario de la dirección de correo electrónico desde el cual se enviaron los avisos de bomba que tuvieron lugar en la ciudad de Omsk".

    En total, la Policía afirmó haber enviado a Alemania cuatro solicitudes de asistencia jurídica y no recibido ninguna respuesta.

    Falta de cooperación de seguidores de Navalni

    Además, el departamento de transporte del Ministerio del Interior del Distrito Federal de Siberia informó de que los empleados de la Fundación para la Lucha contra la Corrupción (FBK, por sus siglas rusas), una organización sin ánimo de lucro creada por Alexéi Navalni, se niegan a cooperar con el Ministerio del Interior de Rusia en el caso del opositor.

    "En la actualidad los agentes de la Policía están intentando averiguar con los trabajadores de FBK una información que les interesa, pero se niegan a dar explicaciones sustanciales respecto a las cuestiones de interés", dice el comunicado.

    En concreto, el Ministerio del Interior indicó de que uno de los partidarios de Navalni llamado Vladlén Los eludió responder a las preguntas "sobre las circunstancias en las que se examinó la habitación [de hotel] donde vivió Navalni y de donde fueron sacados los objetos, así como sobre su traslado".

    Vladlén Los "afirmó que no recuerda nada después de que el administrador del hotel abriera la puerta de la habitación" de Navalni, señala el texto.

    La nota indica que los agentes del Ministerio del Interior no pueden establecer qué hicieron exactamente los partidarios de Navanli  en su habitación de hotel, por qué tomaron "objetos que podrían haber servido como pruebas sustanciales en el marco de la inspección preliminar [incluidas botellas de agua], y cómo los trasladaron".

    El Ministerio del Interior también apuntó que no pudo confirmar que María Pevchij, una partidaria de Navalni que estaba con el opositor en Tomsk, es una empleada de FBK.

    "Para la investigación es muy importante conversar con esa ciudadana", subrayó.

    El ministerio ruso tampoco confirma la información de que Pevchij transportó una botella de agua de la habitación de Navalni a Alemania, "donde supuestamente se detectó la presencia de una sustancia neuroparalizante".

    A mediados de septiembre, FBK publicó un vídeo en el que sus empleados registran la habitación en el hotel de Tomsk donde vivió Navalni y sacan de ella unas botellas de agua.

    Según explicó más tarde en una entrevista con la cadena BBC María Pevchij —jefa del departamento de investigaciones de FBK, según confirmó el propio Navalni— al conocer que el opositor fue hospitalizado, sus partidarios, que en aquel momento todavía se encontraban en el hotel, sospecharon que Navalni fue envenenado por las autoridades, y por ello decidieron recoger en su habitación todo lo que pudiera servir como prueba del crimen, ante el temor de que la policía lo destruyera.

    Pevchij afirmó que en las botellas de agua halladas por los empleados de FBK solo se detectaron "unas partículas residuales de Novichok", mientras que la presencia de esa arma química en el organismo de Navalni fue confirmada por tres laboratorios de Europa.

    ¿Qué pasó con Navalni?

    El 22 de septiembre, Navalni fue dado de alta del hospital universitario Charité, tras pasar allí 32 días, 24 de ellos en cuidados intensivos.

    El opositor fue trasladado a Berlín tras haber pasado dos días en un hospital de Omsk, en Siberia, luego de que perdiera el conocimiento durante un vuelo de Tomsk a Moscú.

    En el hospital de Omsk, Navalni fue inducido a un coma y tratado con atropina, fármaco que suele utilizarse como antídoto para los agentes nerviosos. Sin embargo, los médicos del hospital ruso afirmaron luego que no habían detectado rastros de toxinas en la sangre y la orina del paciente, cuya condición atribuyeron a un "trastorno metabólico".

    Según los médicos de Charité, los síntomas de Navalni apuntaban al envenenamiento con un inhibidor de colinesterasa.

    Un laboratorio militar de Alemania y, posteriormente, laboratorios de Suecia y Francia determinaron que el opositor ruso había sido envenenado con un agente del grupo Novichok, una sustancia prohibida por la Convención sobre las Armas Químicas. Alemania proporcionó las muestras correspondientes a la OPAQ.

    La organización declaró el 6 de octubre que en el organismo de Navalni fue hallada una sustancia análoga por sus características al Novichok, pero que no está incluida en la lista de sustancias químicas prohibidas.

    Moscú califica de infundada la versión alemana sobre lo ocurrido con Navalni y espera respuestas oficiales a las solicitudes enviadas a Berlín.

    Tema:
    Investigación del caso Navalni (105)
    Etiquetas:
    envenenamiento, interrogatorio, Alexéi Navalni, Rusia, Policía de Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook