15:58 GMT24 Septiembre 2020
En directo
    Rusia
    URL corto
    Hospitalización del opositor ruso Navalni (81)
    7814
    Síguenos en

    En una entrevista con Sputnik, la politóloga y exfuncionaria de la UE Petra Erler se niega a seguir las especulaciones sobre el caso Navalni y pregunta sobre el interés de ambas partes en aclarar el incidente.

    Antes de que la canciller alemana, Angela Merkel, calificara al crítico del Kremlin Alexéi Navalni de "víctima de un crimen" y anunciara consultas con los socios de la Unión Europea y la OTAN, la UE ya estaba amenazando abiertamente a Rusia con sanciones

    Algunos políticos alemanes, como Norbert Roettgen, presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Bundestag, van más allá y abogan por detener la construcción del Nord Stream 2

    La reacción en los medios es clara: Putin está detrás del envenenamiento, lo que ha sido confirmado por el laboratorio especial de la Bundeswehr. El agente nervioso utilizado es de la familia Novichok, como en el caso de los Skripal en Salisbury en el Reino Unido.

    Sin embargo, la versión del Gobierno federal plantea muchas preguntas, cree Erler.

    ¿Por qué, por ejemplo, Putin dejó que Navalni volara a Alemania? ¿Es posible eliminar a un individuo solo con la ayuda del Novichok? ¿Por qué los médicos rusos no encontraron ningún rastro de veneno en la sangre del opositor?, se pregunta la política.

    La politóloga, con quien Sputnik habló tiempo atrás en detalle sobre las inconsistencias en el caso Skripal, no quiere entrar en especulaciones y sugiere discutir los hechos. Por ejemplo, ahora se pide a Rusia que investigue "porque estamos hablando de un ciudadano ruso que fue víctima de un crimen", ya que Navalni fue presuntamente envenenado por Novichok, expone Erler.

    Sin embargo, cita al protagonista de las historias de detectives de Conan Doyle. "Sherlock Holmes sabía que no se debe llegar a una conclusión primero y luego ajustar los hechos a ella", cuestionando la imposición de sanciones antes de que se sepa la verdad. 

    "Estoy en contra de usar el incidente inmediatamente para lanzar consecuencias políticas sin conocer los detalles y los hechos", declaró. 

    Habrá un número de elementos para descubrir la verdad. En el proceso, todas las partes pueden ver muy bien si hay interés en investigar y determinar la responsabilidad del delito. "Esto se debe al hecho de que los venenos nerviosos como Novichok no solo dejan rastro en la sangre de la víctima, sino también en todos los objetos y en todas las personas con las que Navalni tuvo contacto directo en Rusia", comentó Erler.

    No obstante, no se reportaron rastros de infección en los medios de comunicación rusos, según el toxicólogo de Omsk, Alexandr Sabáyev.

    "Esta es la teoría, aún no lo sabemos. Solo sabemos que era, como dicen, Novichok, y esto indica que quien la empleó no era un particular", aseguró.

    De esta manera, en caso de envenenamiento, Navalni debería haber dejado rastros de la sustancia en la cafetería del aeropuerto de Tomsk, donde bebió té, así como en el avión, particularmente en el baño y en su asiento en la cabina. También debió haber envenenado a sus compañeros, impregnado la ambulancia y a los médicos que le daban los primeros auxilios. 

    Es exactamente lo que ocurrió en el ataque en el metro de Tokio con el gas nervioso sarín, cuando alrededor del 25% de los médicos que ayudaron a las víctimas también fue envenenado.

    "Sabemos que el café del aeropuerto de Tomsk está cerrado y vallado. Pero, aparentemente, no ha habido ninguna acción de investigación todavía. ¿Y el avión? ¿Sigue volando o ha sido desmantelado? Si es la segunda opción, podemos hablar de intentos de ocultar el peligro", añadió Erler.

    De hecho, el café en el aeropuerto de Tomsk, cerrado temporalmente el 20 de agosto, volvió a funcionar a principios de septiembre, según los propietarios. Sin embargo, no precisaron si se ha realizado alguna prueba allí. En este contexto, las autoridades rusas deberían haber iniciado una investigación, dijo la experta.

    Al mismo tiempo esto también depende en parte del Gobierno alemán, opinó. Si tiene un interés real en la investigación, debería pedir a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) que se haga cargo del caso de acuerdo con la sección nueve de la Convención sobre Armas Químicas, consideró Erler. 

    Esto implicaría la cooperación con Rusia y permitiría a la OPAQ organizar una inspección adecuada con expertos independientes. Rusia, como Estado en el que podrían haberse utilizado armas químicas prohibidas, no podría oponerse a las inspecciones de la OPAQ. 

    Además, sus expertos podrían verificar si las instalaciones contaminadas se descontaminaron oportunamente.

    La politóloga remarcó que esto no se hizo en el caso Skripal en el Reino Unido. Al mismo tiempo, se sabe que las autoridades británicas supuestamente quemaron la mesa donde estaban sentados Serguéi Skripal y su hija, ya que había sido demasiado envenenada. 

    En el caso Navalni también se podrían encontrar rastros de veneno en los lugares apropiados unos días después, si se confirman estas sospechas, insistió la experta.

    "Tales venenos, según la OPAQ, son generalmente estables. No se descomponen por sí mismos tan fácilmente. Este es el problema de tales agentes nerviosos. Su uso fue diseñado para que su acción dure el mayor tiempo posible, de modo que los especialistas que acuden en ayuda de las víctimas son envenenados. Eso es lo que hace que estos agentes nerviosos sean tan repugnantes", concluyó Erler.

    Los líderes de la OPAQ expresaron su "profunda preocupación" por el posible envenenamiento de Alexéi Navalni. Según la Convención sobre Armas Químicas, el envenenamiento de una sola persona con un agente nervioso se considera aplicación de un arma química, declaró Fernando Arias, el secretario general de la organización, ofreciéndose a ayudar a investigar el caso. 

    A su vez, el comisario de Asuntos Exteriores de la UE, Josep Borrell, instó a Rusia a cooperar con la OPAQ. Ni el lado alemán ni el ruso han reaccionado aún a estos llamamientos.

    Tema:
    Hospitalización del opositor ruso Navalni (81)
    Etiquetas:
    envenenamiento, Alexéi Navalni
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook