01:06 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Rusia
    URL corto
    Por
    1813
    Síguenos en

    La situación en torno a la colina Kushtau en la república rusa de Baskortostán es uno de los temas principales de las noticias regionales desde hace semanas. El gigante químico BSC quiere empezar las obras de extracción de materia prima para producir carbonato de sodio, pero los lugareños y los activistas organizaron manifestaciones en contra.

    Los activistas y los habitantes de las localidades cercanas a la colina Kushtau están decididos a protegerla de la posible destrucción, esto es precisamente lo que va a pasar con ella en caso de que la empresa BSC empiece a extraer la materia prima. Una colina cercana fue destruida a causa de las obras de extracción. Los lugareños y los activistas temen que lo mismo pase con Kushtau, la colina considerada sagrada por muchos. 

    Durante semanas, el inicio de las obras en Kushtau fue uno de los temas clave en las noticias regionales. Las manifestaciones fueron marcadas por enfrentamientos entre las guardias y los defensores de la colina. El tema fue elevado a nivel federal cuando el presidente ruso, Vladímir Putin, lo trató en la reunión conjunta con el Gobierno ruso que se celebró el 26 de agosto en Moscú. 

    El líder ruso exigió investigar la compra de una parte de las acciones de la empresa BSC que derivó en la pérdida del control sobre los activos de la empresa por el Estado. La Fiscalía General informó que ya inició la investigación al respecto. Entretanto, el jefe de Baskortostán, Radiy Jabírov, anunció que el conflicto sobre el futuro de la colina Kushtau está resuelto, ¿pero realmente es así?

    ¿Qué son Kushtau y BSC y por qué son tan importantes?

    La colina Kushtau es considerada sagrada por muchos lugareños, pero no es la única razón por la que la gente está en contra de su destrucción: la colina es un monumento natural. En esencia, Kushtau es un arrecife que existe ya desde hace más de 230 millones de años. Kushtau se formó en el fondo del océano trópico conocido como océano Ural que existió en lugar de los actuales montes Urales. 

    El ministro de Emergencias ruso, Evgueni Zinichev, en el escenario del derrame de combustible en Norilsk
    © Sputnik / Servicio de prensa del goberandor de la región de Krasnoyarsk
    La colina está ubicada en las cercanías de la ciudad de Sterlitamak donde se encuentra la sede de BSC, en el sur de la república rusa de Baskortostán. La localización de la colina de 375 metros de alto cerca de las instalaciones de producción de BSC explica por qué la colina es tan atractiva desde el punto de vista del negocio. La proximidad permitiría a BSC ahorrar grandes cantidades de dinero gracias a la reducción significativa de gastos logísticos.

    Los defensores de la colina insisten en que la empresa BSC debe encontrar otro yacimiento de materia prima para la producción del carbonato de sodio. Y es verdad que estos yacimientos existen incluso dentro de la república de Baskortostán, pero están ubicados a decenas o centenares de kilómetros lejos de las instalaciones de fabricación y evidentemente la gestión de la compañía no quiere gastar cantidades enormes de dinero en el transporte de la materia prima.

    Es obvio que al gigante químico no le importa el valor natural y espiritual de la colina. La gestión de BSC parece estar motivada por la reducción de los gastos. Esto tiene que ver con el hecho de que actualmente la rentabilidad se encuentre al 35% y la gestión teme que en caso de aumentos de gastos logísticos, la rentabilidad caiga a niveles entre el 5% y el 10%, que sería por debajo de la mayoría de las empresas rusas que producen el carbonato de sodio.

    BSC sin duda alguna es el principal gigante entre las empresas que fabrican carbonato de sodio en Rusia. La compañía produce casi dos millones de toneladas de carbonato de sodio al año, lo que corresponde al 70% del volumen total de la producción de esta sustancia en la Federación de Rusia. Los representantes de la empresa vaticinan que en caso de que le nieguen el acceso a Kushtau, los indicadores económicos de BSC se desplomarán.

    Según la empresa, Rusia, en este caso concreto, podría perder los mercados y tendrá que comprar el carbonato de sodio en otros países. Es posible que Turquía desplace parcialmente a Rusia en este mercado con el paso del tiempo. Además, muchos trabajadores de la BSC pueden perder su trabajo, afirma la BSC. Unos 40.000 de los 275.000 habitantes de Sterlitamak están vinculados con la empresa —son los trabajadores y miembros de sus familias—.

    En cualquier caso, el carbonato de sodio es una sustancia muy importante que cuenta con un consumo enorme en Rusia y los países cercanos. Se usa tanto para fines alimenticios como en diferentes industrias. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los defensores de la colina insisten que otras empresas rusas que producen el carbonato de sodio transportan la materia prima para esta sustancia por muchas decenas de kilómetros y obtienen ganancias considerables.

    La colina Kushtau
    © Foto : Public Domain
    La colina Kushtau

    ¿Cuál fue la reacción de las autoridades?

    La empresa BSC obtuvo el permiso de excavar y extraer materia prima en la montaña en 2019. Sin embargo, cuando se dio inicio a los estudios geológicos surgió una enorme ola de indignación y la gente se alzó en contra de la destrucción de la colina Kushtau. El 3 de agosto, una empresa socia de BSC llegó a la colina para empezar los estudios geológicos, pero pronto allí llegaron los lugareños y los ambientalistas.

    La situación alcanzó su apogeo el 15 de agosto cuando la confrontación desencadenó choques violentos entre los activistas y los partidarios de las obras de excavación en la colina. Las fuerzas de seguridad locales también resultaron involucradas en el conflicto y trataron de desalojar el campo de los activistas. Pero pronto las autoridades prometieron encontrar un compromiso con los activistas. 

    El jefe de Baskortostán ordenó cesar las obras en la colina. El Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Rusia apoyó la iniciativa de las autoridades republicanas de oficialmente otorgar a la colina el estatus de monumento natural, lo que significa que será protegido de acuerdo con la legislación vigente. El presidente ruso, Vladímir Putin, también comentó la situación y encargó al Gabinete resolver junto con las autoridades baskiras la situación en torno a BSC.

    "Creo que las personas que prestaron atención a este hecho y que expresaron su desconfianza respecto a lo que sucede allí en gran medida tienen razón. Y hay que evitar que la situación se escale a conflictos: hay que entablar un diálogo con la gente y buscar soluciones", declaró Putin.

    El mandatario ruso recordó que el control mayoritario sobre BSC pertenece a particulares. Al mismo tiempo, el dinero que la compañía gana casi no se queda en Baskortostán. Según el presidente ruso, solo 33 millones de los 600 millones de dólares que la compañía ganó en 2019 fueron reinvertidos. El resto fue fugado a paraísos fiscales, añadió.

    El presidente del Centro para los Estudios Políticos y Sociales Aspekt, Gueorgui Fiódorov, en un comentario a Sputnik declaró que está muy contento con el hecho de que la Fiscalía General rusa lanzara una investigación sobre las actividades de la BSC porque sus planes para la colina Kushtau podrían causar gran daño a la ecología de la zona. El entrevistado apoyó las actividades de los defensores de la colina y la decisión del jefe de Baskortostán de cesar las obras en Kushtau.

    Fiódorov recordó que esta empresa en el pasado fue controlada por el Estado, pero en algún momento este gigante químico por alguna razón fue privatizado. El caso de Kushtau es muy importante porque provocó una gran conmoción en la sociedad baskira y pudo haber socavado la seguridad tanto en la región como en toda Rusia. El cese de las obras es un momento positivo, agregó.

    "Esta empresa es rentable y puede traer beneficios significativos al presupuesto estatal. Primero, espero que BSC pase a ser controlada de vuelta por el Estado. Segundo, la gente de la empresa que cometió delitos debe responder por sus acciones. Y tercero, sé que es posible encontrar otros yacimientos donde la extracción de materia prima no dañe a la ecología", concluyó.
    Etiquetas:
    Rusia, Baskortostán, activistas, montañas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook