09:03 GMT29 Septiembre 2020
En directo
    Rusia
    URL corto
    Por
    Hospitalización del opositor ruso Navalni (81)
    4716
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El activista ruso Alexéi Navalni, conocido por sus feroces críticas a las autoridades oficiales, se encuentra en estado grave. Mientras el opositor permanece en coma, los medios de comunicación construyen teorías sobre lo ocurrido, ya que las causas exactas de su malestar están envueltas en el misterio.

    Este lunes 24 de agosto, los médicos de la clínica alemana Charité, donde recibe tratamiento Navalni, hallaron rastros de una sustancia del grupo de inhibidores de colinesterasa, con la que supuestamente habría sido intoxicado el opositor.

    A pesar de que la sustancia concreta todavía se desconoce, los médicos alemanes insisten en que el efecto de un inhibidor de colinesterasa en el organismo "se demostró por varios estudios independientes en laboratorio".

    Presunta intoxicación

    El 20 de agosto, Alexéi Navalni se sintió mal durante un vuelo de la ciudad rusa de Tomsk a Moscú, lo que obligó a los pilotos a realizar un aterrizaje de emergencia en la localidad de Omsk. El opositor fue ingresado en el Hospital de Omsk y cayó en coma.

    La portavoz de la fundación FBK de Navalni, Kira Yarmish, supuso desde un principio que habría sido envenenado con alguna sustancia puesta en su té, lo único que tomó por la mañana en el aeropuerto.

    Sin embargo, los médicos del hospital de Omsk, en el que se encontraba ingresado Navalni, dieron prácticamente por descartado que haya sido envenenado.

    Los médicos tampoco encontraron signos de derrame cerebral, infarto ni infección por el coronavirus en el opositor ruso y declararon que el principal diagnóstico de Navalni es un trastorno metabólico, provocado por una fuerte caída del nivel de azúcar en la sangre.

    Traslado

    La canciller federal alemana, Angela Merkel, anunció el 20 de agosto que Alemania estaba preocupada por el estado de salud de Navalni y estaba dispuesta a proporcionar cualquier ayuda en el tratamiento del activista opositor.

    A su vez, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó a la prensa que si el caso de Navalni requiere tratamiento en el extranjero, las autoridades considerarán con rapidez la solicitud respectiva.

    El 21 de agosto, la portavoz de Navalni, Kira Yarmish, informó que sus partidarios organizaron un avión para trasladar al político al hospital Charité, en Berlín, pero los médicos del hospital de Omsk insistían en que su estado de salud no permitía transportarle.

    Según los médicos, el estado de Navalni fue calificado como "inestable dentro de la gravedad", que podría aumentar "durante el despegue y el aterrizaje".

    Sin embargo, Yarmish expresó la certeza de que la decisión de no autorizar el traslado de Navalni fue tomada por el Kremlin.

    Por su parte, Peskov subrayó que la decisión sobre el traslado de Navalni corresponde solo a los médicos del hospital donde se encuentra, y agregó que el Kremlin no recibió ninguna solicitud al respecto.

    Luego, la esposa del opositor, Yulia Naválnaya, presentó una solicitud oficial al presidente ruso, Vladímir Putin, para que autorice el traslado del político a Alemania, después de lo cual los médicos permitieron transportarle.

    Clínica en Berlín

    El 22 de agosto a las 6.47 GMT, el avión, enviado por la ONG alemana Cinema for Peace, con Alexéi Navalni a bordo aterrizó en el aeropuerto Schönefeld de Berlín.

    Desde el aeropuerto el opositor fue transportado al hospital alemán Charité bajo medidas de seguridad reforzadas.

    El jefe de la ONG Cinema for Peace, Jaka Bizilj, comunicó que el traslado de Navalni fue pagado por varios individuos privados, al subrayar que el Gobierno de Alemania no participó en esta "misión humanitaria", sin embargo la declaración de la canciller Angela Merkel de que Alemania estaba dispuesta a ayudar a Navalni "jugó un cierto papel".

    A su vez, el portavoz gubernamental, Steffen Seibert, comunicó este lunes que Navalni no contaba con una invitación oficial para viajar al territorio alemán, pero se trataba de una necesidad humanitaria relacionada con su estado de salud.

    El portavoz precisó que fue un individuo particular quien organizó su traslado de Omsk a Berlín, así como la estancia del opositor ruso en la clínica Charité.

    Según el representante del Gobierno alemán, la Oficina Federal de Investigación Criminal se encarga de proteger la seguridad de Navalni, ya que "se trata de un paciente, el cual es bastante probable que haya sido víctima de un envenenamiento".

    Nuevo diagnóstico

    Este 24 de agosto, los médicos del hospital Charité afirmaron que los datos del examen clínico apuntan a la intoxicación de Navalni "con una sustancia del grupo de inhibidores de colinesterasa".

    Según los médicos, "el paciente se encuentra en el Departamento de Cuidados Intensivos y sigue en coma artificial, su estado es grave pero su vida no corre peligro".

    Se precisa que el activista ruso recibe tratamiento con el antídoto atropina y sus médicos mantienen el contacto con su esposa.

    A su vez, el Ministerio de Sanidad de la región de Omsk comunicó este lunes que los médicos rusos "están dispuestos a facilitar los resultados de los estudios de laboratorio y las muestras del material biológico del paciente Navalni" a los colegas alemanes para que tengan la historia clínica completa.

    De momento se desconoce cuáles serán las consecuencias de lo ocurrido para la salud del opositor, pero los médicos no descartan secuelas a largo plazo, especialmente en el sistema nervioso.

    Tras la publicación de las conclusiones de los médicos, la canciller Angela Merkel, y el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, llamaron a las autoridades rusas a aclarar las circunstancias que causaron los problemas de salud de Navalni, "tomando en cuenta su rol en la oposición política".

    Los políticos alemanes agregaron que se debe realizar una investigación y los responsables deben ser llevados ante la justicia.

    Tema:
    Hospitalización del opositor ruso Navalni (81)
    Etiquetas:
    oposición, Alemania, Rusia, Alexéi Navalni
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook