SPUTNIK
Janti Mansi, la hermana de Hungría
Conoce la región rusa más rica en petróleo en las inmensidades de Siberia


por Denis Lukyanov

Una mujer nativa del distrito autónomo de Janti Mansi
Foto: © Sputnik / Yury Kaver
El distrito autónomo de Janti Mansi, también conocida como Yugrá, es una de las riquezas de la Federación de Rusia. La gente allí tiene uno de los mejores niveles de vida y unos de los salarios más altos de todo el país: todo esto gracias a los enormes yacimientos de petróleo. Pero no es todo: también tiene historia y cultura muy ricas.
Geografía
Proximidades del lago Samotlor en Yugrá
© Sputnik / A. Lobov
Administrativamente, el distrito autónomo de Janti Mansi forma parte de la región rusa de Tiumén, aunque cuenta con su propia representación en el Parlamento federal como un sujeto federal separado.

Yugrá limita con otros seis sujetos federales rusos: el distrito autónomo de Yamalia Nenetsia, la región de Krasnoyarsk, la región de Tomsk, la región de Tiumén, la región de Sverdlovsk y la república rusa de Komi. Yugrá ocupa la parte central de la llanura de Siberia Occidental. La región se extiende desde los montes Urales: desde el oeste hacia el este cubre una distancia de 1.400 kilómetros, mientras desde el norte hacia el sur se extiende por unos 800 kilómetros.

El distrito autónomo de Janti Mansi es el noveno sujeto federal más grande de Rusia y tiene una superficie de casi 535.000 kilómetros cuadrados: más grande que Paraguay, pero menos grande que Chile. El huso horario en el territorio de Yugrá es UTC+5. La montaña más alta de los Urales es Národnaya de 1.895 metros y los ríos principales son Obi e Irtish.
El clima de Yugrá es continental y se caracteriza por el cambio brusco de las condiciones climáticas, especialmente en los períodos de transición entre temporadas: entre el otoño y el invierno, y entre la primavera y el verano. Las condiciones climáticas están determinadas por la posición geográfica del distrito: está protegido por los montes Urales en el oeste, no así en el norte, zona por la que a menudo entran los fríos árticos.

Las condiciones climáticas en el invierno en Yugrá son difíciles. Normalmente los inviernos duran muchos meses, mientras la duración del verano es corta, pero al mismo tiempo es bastante cálido. Las temperaturas en enero oscilan entre –18 oC y –24 oC. La temperatura mínima registrada en el territorio del distrito autónomo de Janti Mansi es –62 oC, registrada el 21 de diciembre de 2016.

Las temperaturas promedias en julio oscilan entre +14 oC y +23 oC en la ciudad de Janti-Mansisk. A causa de las condiciones climáticas severas, el territorio del distrito autónomo de Janti Mansi-Yugrá pertenece a los territorios con condiciones iguales a las del Extremo Norte, lo que significa que sus habitantes tienen ciertas compensaciones laborales, de acuerdo con la legislación rusa.
Historia
Cuadro de Vasili Súrikov 'Conquista de Siberia por Yermak'
Public Domain
La presencia de los humanos en Siberia Occidental se remonta al año 10.000 antes de Cristo. La existencia de los pueblos ugrios en este territorio fue oficialmente atestiguada en las crónicas de Rus. Las fuerzas de seguridad de la República de Nóvgorod llegaron al territorio al este de los montes Urales, donde encontraron el país de Yugrá —país ugrio—.

Ya antes del surgimiento de la Horda Dorada, los pueblos ugrios estuvieron involucrados en los procesos migratorios denominados como el período de las grandes migraciones —entre los siglos III y VII—. En aquella época, los antecesores de los húngaros empezaron su camino migratorio desde Siberia hacia las llanuras de Europa. El país que se crearía como consecuencia de esa migración pasó a ser conocido como Hungría.
Con la llegada de la Horda Dorada, los pueblos ugrios se encontraron bajo su dominio. Cuando esta se desintegró, se creó el nuevo estado bajo el control de los tártaros de Siberia, cuyo nombre fue la Horda Blanca que cayó ante la expansión de Moscú hacia el este. Muchos pueblos de esa zona voluntariamente reconocieron su incorporación en el Estado ruso.

Durante el reino de la emperatriz Catalina la Grande —entre 1762 y 1796— se realizaron varios cambios en la división administrativa de esta parte de Siberia: Yugrá pasó a formar parte de la gobernación de Tobolsk. Siglos después, después de la Revolución rusa, dentro de la Rusia socialista se formó la región de los Urales. Dentro de esa región, en 1930 se creó el distrito nacional de Ostiakia Vogulia.

Antigua mapa de los Urales con Yugrá designada como IVHRA
Public Domain
Con la exploración de los ricos yacimientos de petróleo en la región, la cantidad de su población empezó a crecer exponencialmente: esto trajo muchos cambios en la vida de sus habitantes. En 1978, el distrito nacional Ostiakia Vogulia pasó a ser conocido como el distrito autónomo de Janti Mansi y en 2003 a ese nombre se agregó el antiguo nombre de este territorio, Yugrá.

Hoy en día, Yugrá es la región con las mayores reservas descubiertas de petróleo en toda Rusia y una de las principales regiones del mundo en términos de reservas de hidrocarburos. En el ranking de los sujetos federales rusos en términos de la situación socioeconómica, el distrito autónomo de Janti Mansi ocupa el tercer lugar. En el ranking de las economías más grandes entre las regiones del país, el distrito ocupa el segundo lugar, justo después de la capital y ciudad más grande del país, Moscú.
Población
Un niño mansi
© Sputnik / Oleg Lastochkin
La población del distrito se cifra en casi 1.675.000, de acuerdo con las estimaciones de 2020: esto corresponde al 1,15% de la población de la Federación de Rusia. La densidad de la población por un kilómetro cuadrado es de 3,13. Yugrá es una región muy urbanizada con el 92,5% de los habitantes viviendo en ciudades.

El distrito ocupa uno de los primeros lugares en la lista de las regiones rusas por el índice de fertilidad y, al mismo tiempo, ocupa uno de los últimos puestos en la lista de las regiones por el índice de mortalidad. Todo esto quiere decir que el nivel de vida en Yugrá es bastante alto.

En la región viven unos 974.000 rusos que conforman el 68% de la población total. Otros grupos étnicos como los tártaros y los ucranianos representan al 7,1% y el 6% de la población del distrito, respectivamente.

Los pueblos autóctonos de Yugrá son los janti y los mansi, dos pueblos finoúgrios que están relacionados genética e históricamente con los húngaros, representan al 1,2% y al 0,7%, respectivamente.
Pero a diferencia de estos últimos, los janti y los mansi tienen un aspecto mongoloide. Esto tiene que ver con el hecho de que los húngaros se mezclaron con las tribus europeas en su nuevo territorio, mientras que los pueblos autóctonos de Yugrá prácticamente evitaron el mestizaje.

Algunos janti y los mansi todavía hablan el idioma de sus antecesores que es, por razones obvias, muy semejante al idioma húngaro. Sin embargo, hay muchos janti y mansi que olvidaron su idioma natal y no lo hablan. Casi el 100% de los habitantes autóctonos del distrito hablan el ruso porque muchos habitantes de origen autóctono hoy en día viven en las grandes ciudades.

El distrito autónomo de Janti Mansi tiene cuatro ciudades grandes: Surgut con una población de 380.000 personas, Nizhnevártovsk con 277.000 habitantes, Nefteyugansk con 127.000 habitantes y Janti-Mansisk —llamado Yómvoch, en janti, y Abga, en mansi— con 101.000 habitantes.

La mayoría de los habitantes de Yugrá son cristianos ortodoxos o ateos. Los janti y los mansi practican su fe tradicional, mientras las minorías tártara, baskira y azerbaiyana profesan el islam.
Lugares de interés
Escultura de mamuts en el Arqueoparque de Yugrá
© Sputnik / Alexander Vilf
Cada urbe del distrito autónomo de Janti Mansi tiene sus lugares de interés. En general, se puede aseverar que la principal riqueza de Yugrá es su naturaleza y los lugares de interés de la región están relacionados en gran medida con ella.

Uno de los sitios que cuenta con la mayor popularidad es el Arqueoparque, un conjunto cultural y turístico localizado en la ciudad de Janti-Mansisk. Situado cerca de una montaña prehistórica, el parque ocupa un territorio de 35.000 metros cuadrados. La idea detrás de la creación del Arqueoparque es subrayar la continuidad de la historia geológica, biológica y humana de la región.

En 2007, en el territorio del Arqueoparque fue instalada una escultura compuesta de las figuras de siete mamuts. Esta se convirtió en la principal atracción de este museo. El Arqueoparque es uno de los lugares de ocio favoritos para los habitantes de la capital de Yugrá.
Otro sitio interesante es el museo etnográfico al aire libre llamado Torum Maa que se traduce del idioma mansi como la Tierra Sagrada. Allí se puede ver cómo vivieron los pueblos autóctonos en el pasado. El lugar se encuentra en la confluencia de dos ríos principales del distrito, Obi e Irtish. Los dos pueblos, los janti y los mansi, son los guardianes del museo Torum Maa.

El último, pero no menos importante, es el monumento a los exploradores de Samotlor, ubicado en Nizhnevártovsk. La escultura representa a un trabajador del ámbito de la extracción de petróleo que tiene una llama eterna en su mano. El monumento se dedica a la dedicación y el sacrificio de las personas que llegaron a estas tierras con fin de explorarlas para el beneficio de su país.
Para ver todos los proyectos interactivos de Sputnik
© 2020 Sputnik. Todos los derechos reservados

Fotos: Sputnik, Wikimedia Commons
Texto y diseño: Denis Lukyanov