En directo
    Rusia
    URL corto
    0 158
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Hace 30 años, el 13 de agosto de 1990, el presidente Mijaíl Gorbachov firmó un decreto que restablecía los derechos de los represaliados en la URSS y representaba un hito en la rehabilitación de las víctimas de las purgas.

    El decreto 'Sobre el restablecimiento de los derechos de todas las víctimas de represalias políticas de los años 1920-1950' proclama ilegales y contrarias a los derechos fundamentales del hombre las represiones que sufrieron los ciudadanos soviéticos por razones políticas, sociales, nacionales, religiosas y otras en los años 20, 30, 40 y 50 del siglo XX y restablece los derechos de los reprimidos.

    A la vez, indica que la rehabilitación no se aplica a los condenados por crímenes reales incluidos los de guerra y de alta traición y encomienda al Consejo de Ministros elaborar la lista de estos delitos para someterla a la aprobación del Consejo Supremo, es decir, el mayor órgano legislativo de la URSS.

    Millones de víctimas

    "Representan un legado penoso las represiones masivas, la arbitrariedad y los atropellos a la ley perpetrados por el Gobierno de Stalin en nombre de la revolución, del partido, del pueblo. Los atentados a la honra y a la misma vida de nuestros conciudadanos se prolongaron por decenios de manera sistemática y extremamente cruel", reza el primer párrafo del decreto.

    Precisa además que "miles de personas fueron sometidas a torturas morales y físicas, muchas fueron aniquiladas. La vida de sus familiares y allegados se transformó en momentos de humillaciones y sufrimientos sin esperanza alguna".

    El número exacto de los represaliados se desconoce hasta hoy en día. Los archivos del Primer Departamento Especial del Ministerio del Interior contabilizan en 4.060.306 personas el número de personas condenadas bajo acusaciones de actividad contrarrevolucionaria y otros crímenes de Estado del 1 de enero de 1921 al 1 de julio de 1953. De ellas, 799.455 fueron fusiladas. Pero hubo muchos más.

    La organización Memorial estima el número de los reprimidos durante toda la época soviética en 12 millones de personas mientras el Museo del Gulag afirma que se trata de no menos de 20 millones de personas de las cuales un millón fueron fusiladas. Otros muchos murieron de hambre, frío y enfermedades en los campos de trabajos forzados y durante las deportaciones.

    La gran purga

    Los años 1937 y 1938, conocidos como La Gran Purga, fueron especialmente sangrientos y acaparan el 35% de los reprimidos del 1918 al 1990, o 1.345.000 personas. Más de la mitad de ellos, 682.000, fueron fusilados, cifra que representa más del 82% de las ejecuciones realizadas durante este periodo.

    La expresión Enemigo del Pueblo forjada por la Revolución Francesa cobró una nueva vida en la Unión Soviética, donde las represiones se extendieron a todas las capas sociales, de los miembros del partido e intelectuales a sacerdotes y campesinos, que fueron deportados en masa durante la colectivización, o creación de granjas colectivas.

    Etnias enteras, en total 2,6 millones de personas, fueron acusadas de traición y actividad contrarrevolucionaria y deportadas de sus tierras a las estepas o a las regiones áridas del Norte.

    El 5 de julio de 1937 el Politburó ordenó que las mujeres de los enemigos del pueblo también tenían que cumplir una condena de no menos de cinco años en los campos de trabajos forzados. Mientras los hijos se internaban en los campamentos del NKVD (Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos) o se enviaban a orfanatos de régimen especial.

    En los años anteriores al inicio de la Gran Guerra Patria, en 1941, fueron represaliados el 45% de los comandantes del Ejército. Y después de que acabaron las hostilidades a los trabajos forzados fueron enviados miles repatriados, en particular los soldados soviéticos que habían caído prisioneros.

    Trabajos forzados en la URSS
    © Sputnik / RIA Novosti
    Trabajos forzados en la URSS

    Con la muerte de Stalin las represalias se contrajeron significativamente pero no desaparecieron. En los años 60-80 los perseguidos eran principalmente los disidentes, personas que rechazaban la ideología soviética. Solo de 1967 a 1971 el KGB descubrió más de 3.000 grupos "de carácter político perjudicial".

    La larga rehabilitación

    La rehabilitación de las víctimas comenzó el 25 de febrero de 1956 en el XX Congreso del Partido Comunista donde el sucesor de Stalin en el puesto de secretario general del partido, Nikita Jruschov, denunció en su famoso Discurso Secreto la represión contra los viejos bolcheviques y el culto a la personalidad.

    Sin embargo, al terminar el así llamado Deshielo a medidos de los 60, el tema fue olvidado y se volvió a retomar solo a finales de los 80, cuando a la Unión Soviética le quedaban muy pocos años de vida.

    El proceso cobró fuerza en 1989 cuando fueron descubiertas varias fosas comunes. También empezaron a publicarse los primeros libros con listas de nombres de los ejecutados y los desparecidos.

    Un año después de la publicación del decreto 'Sobre el restablecimiento de los derechos de todas las víctimas de represalias políticas de los años 1920-1950', el 18 de octubre de 1991, en la todavía República Socialista Federativa Soviética de Rusia se aprobó la ley 'Sobre la rehabilitación de las víctimas de represalias políticas'.

    Unos documentos de un preso de Campos de Trabajo Correccional y Colonia de la URSS (Gulag)
    © Sputnik / Evgueny Samarin
    Unos documentos de un preso de Campos de Trabajo Correccional y Colonia de la URSS (Gulag)

    El 30 de octubre de 1991 por primera vez se celebró el Día de Conmemoración de las víctimas de represiones políticas en memoria de la huelga de hambre de los presos de los campos en Mordovia que comenzó el 30 de octubre de 1974.

    En 1992 se formó una comisión presidencial para rehabilitar a las víctimas y el 14 de marzo de 1996 se promulgó el decreto 'Sobre las medidas para rehabilitar a los sacerdotes y fieles, víctimas de represiones infundadas'.

    Etiquetas:
    Nikita Jruschov, represión, víctimas, purgas, Iósif Stalin, URSS
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook