En directo
    Rusia
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, afirmó que los acuerdos de Minsk contienen fórmulas exhaustivas para la solución del conflicto en el este de Ucrania y no requieren una clarificación, contrariamente a lo que dice Kiev.

    En una comparecencia ante periodistas, Peskov señaló que las autoridades de Ucrania mantienen desde hace meses "una línea encaminada a poner en cuestión, cuando no diluir este documento", que calificó como "piedra angular del proceso del arreglo".

    "Difícilmente se puede descifrar nada más allí, pues está redactado en términos bastante sencillos. El documento contiene fórmulas exhaustivas", dijo Peskov.

    El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, pidió el 23 de julio "descifrar cada punto de [los acuerdos de] Minsk", y afirmó que "los detalles ofrecerán respuesta a todas las interrogantes".

    Desde abril de 2014, Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en el este de su territorio —Donbás— donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, en respuesta al violento cambio de gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

    Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política al conflicto, pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia, cuyo resultado la ONU estima en unos 13.000 muertos.

    Sanciones contra Nord Stream 2

    Además, Peskov indicó que Moscú está preocupada por las sanciones aprobadas contra el gasoducto Nord Stream 2, que resultan inaceptables, y elaborará una estrategia que permita terminar el proyecto.

    "Sin duda, lo que nos causa preocupación son las sanciones contra el Nord Stream 2, a nosotros y a nuestros socios en ese proyecto internacional", dijo el portavoz, agregando que tanto Rusia como las compañías extranjeras de renombre que realizan la construcción del gasoducto consideran que las sanciones son "inaceptables".

    La víspera el Senado de EEUU aprobó su versión del proyecto de ley de gastos de defensa para el año fiscal 2021, que incluye sanciones contra el proyecto Nord Stream 2.

    Según Peskov, esas restricciones contradicen la legislación internacional, y toda esa iniciativa exige "cierto análisis para elaborar una estrategia", la cual permita alcanzar el objetivo final, que consiste en terminar el "megaproyecto".

    El gasoducto Nord Stream 2, impulsado por una alianza de empresas de Rusia, Alemania, Austria, Francia y los Países Bajos, conectará a los dos primeros países por el fondo del mar Báltico. La infraestructura, concebida para diversificar las rutas del suministro del gas ruso a Europa y elevar la seguridad energética, constará de dos ramales para transportar hasta 55.000 millones de metros cúbicos de gas natural.

    La construcción fue suspendida en diciembre de 2019 después de que Washington amenazara con sanciones a la empresa suiza Allseas que realizaba las obras.

    Se oponen al nuevo gasoducto EEUU, que busca vender a Europa el gas natural licuado de sus yacimientos de esquisto, y algunos países europeos como Polonia, Letonia y Lituania.

    Etiquetas:
    conflicto, Ucrania, acuerdos de Minsk, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook