En directo
    Rusia
    URL corto
    3260
    Síguenos en

    Hace 76 años, en Moscú tuvo lugar la operación 'Gran Vals': una 'marcha de la vergüenza' de más de 57.000 prisioneros de guerra alemanes por las calles de la capital soviética.

    La marcha se organizó debido a que los países aliados de la URSS en la coalición anti-Hitler, como el Reino Unido y Estados Unidos, cuestionaron la escala de la victoria del Ejército Rojo sobre el Grupo de Ejércitos Centro de Alemania en 1944, al liberar Bielorrusia. Stalin decidió mostrarles a los líderes de estos países cuántos alemanes prisioneros de guerra realmente había en Moscú. 

    Al llegar a la capital, los soldados alemanes fueron tratados de una forma bastante humana: recibían comida y agua, suficiente para beber, pero no para bañarse.

    El 17 de julio, a las 11 de la mañana, dos columnas de soldados alemanes empezaron a cruzar las calles capitalinas por dos rutas distintas. Los generales y oficiales de alto rango alemanes marcharon con ropa limpia y con sus condecoraciones; los soldados, por el contrario, estaba decrépitos, algunos iban descalzos y sin ropa.

    Según contaron los testigos, todo transcurrió en un silencio casi total, solo había ocasionales gritos de "¡muerte a Hitler!" y "¡muerte al fascismo!" por parte de los soviéticos. Algunos ciudadanos soviéticos incluso intentaron dar algo de comida a los soldados. Hubo muy pocos ataques agresivos contra los soldados nazis, lo que les sorprendió porque esperaban venganza de parte de los rusos.

    Etiquetas:
    prisioneros de guerra, Gran Guerra Patria, Segunda Guerra Mundial
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook