En directo
    Rusia
    URL corto
    0 51
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La política económica de Rusia le permitió afrontar bien la crisis de COVID-19, declaró en una entrevista con Sputnik el director regional del Banco Mundial en ese país, Renaud Seligmann.

    "Creemos que la política macroeconómica y fiscal de los últimos años permitió a Rusia afrontar la crisis en un estado relativamente bueno, desde el punto de vista de la relación entre deuda y PIB [un 14%], las reservas externas, el volumen de recursos del Fondo Nacional del Bienestar y un tipo de cambio flotante", dijo Seligmann.

    Indicó que "Rusia afrontó la crisis en un estado mejor que muchos países con una economía similar".

    Luego Rusia se concentró en las medidas de apoyo, de casi 4% de su PIB, lo que es relativamente poco en comparación con las economías desarrolladas pero está al nivel de los países con ingresos similares, añadió Seligmann.

    "De esa manera, Rusia gastó cuanto podía, sin recurrir al Fondo Nacional del Bienestar ni limitar sus capacidades de apoyar la economía en el futuro", concluyó.

    Respecto al apoyo a los más pobres y vulnerables, Seligmann comentó que "si no fuera por las medidas que el Gobierno ha tomado desde enero de 2020, y luego en marzo, abril, mayo y junio, la pobreza habría crecido en Rusia" y añadió que habría aumentado significativamente "del 12,3 al 14,8% de la población".

    El experto pronosticó que la pobreza no crecerá si todas las medidas anunciadas se ejecutan.

    Recuperación de la economía rusa

    A dsu vez, el principal economista para Rusia del Banco Mundial, Apurva Sanghi, declaró que la recuperación de la economía rusa de las consecuencias de la pandemia del coronavirus empezará en la segunda mitad de 2020.

    "Nuestro escenario básico sugiere que la recuperación puede empezar en la segunda mitad de 2020", dijo Sanghi en una entrevista con Sputnik.

    Sin embargo, continuó, un "escenario más adverso" —con la propagación del virus y el confinamiento— "la recuperación se aplazará hasta la primera mitad del año que viene".

    Según el Banco Mundial, la economía rusa bajará en un 6% en 2020, la mayor caída de los últimos 11 años. Se espera que luego vuelva a crecer en un 2,7% en 2021 y un 3,1% en 2022.

    En junio, el Banco Mundial empeoró su pronóstico sobre la caída de la economía rusa en 2020: del 1% previsto en abril, al 6% debido a la pandemia y la disminución de precios de petróleo.

    En el informe del organismo publicado este 6 de julio se indica que en 2020 el consumo total de los hogares rusos disminuirá en un 4,9% y la inversión bruta en capital fijo, en un 8%.

    "En abril-mayo de 2020, el crecimiento negativo se reflejó en muchos sectores", advierten los economistas del banco, precisando que en las manufacturas, la reducción se estimará en un 8,6% en estos dos meses; en la minería, un 8,4%, y en el transporte un 7,7%, debido a una recesión comercial desde principios del año. 

    Etiquetas:
    economía, COVID-19, Banco Mundial, pandemia de coronavirus, coronavirus, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook